Ana Pastor, dispuesta a que Torra comparezca en un pleno sin votación

Ana Pastor/
Ana Pastor

La presidenta de la Cámara no quiere que el formato sea la excusa para negarse a participar en el debate, como ocurrió con su antecesor, Carles Puigdemont

R. G.Madrid

Ana Pastor quiere que Quim Torra defienda en el Congreso sus propuestas soberanistas y las debata con los grupos parlamentarios. Con tal de conseguirlo está dispuesta a negociar que no haya votaciones al final del pleno. La presidenta de la Cámara no quiere que el formato sea la excusa para negarse a participar en el debate, como ocurrió con su antecesor, Carles Puigdemont.

Fuentes cercanas a la presidenta del Congreso señalaron que están dispuestos a buscar soluciones «imaginativas» para que Torra contraste sus ideas soberanistas con el resto de los grupos. Para ello se estudia eliminar la votación final del hipotético pleno. Una exigencia que planteó el año pasado Puigdemont, cuando recibió la misma invitación del Gobierno de Mariano Rajoy, pero que fue rechazada por la Moncloa. Cuando compareció en la Cámara baja el lehendakari Juan José Ibarretxe en febrero de 2005 para exponer su plan soberanista también hubo votación final y su propuesta fue derrotada por 313 votos en contra, 29 a favor y dos abstenciones.

Torra, según explicó su portavoz Elsa Artadi, está dispuesto a aceptar la invitación para acudir al Congreso a defender sus tesis, pero reclamó más detalles de cómo sería su comparecencia. Pastor, según fuentes parlamentarias, no va a regatear esfuerzos para conseguirlo siempre que no se incumpla el reglamento.

Las fuentes consultadas señalaron además que Pastor hizo su oferta como presidenta del Congreso, no como dirigente del PP, y sin consultar al presidente de su partido, Pablo Casado, que mantiene una línea de enfrentamiento total con el presidente catalán. Pese a estas diferencias, las fuentes parlamentarias garantizaron que no hubo reproches desde la dirección popular a Pastor. Los reparos, según estas mismas fuentes, procedieron desde el Gobierno de Pedro Sánchez porque consideran que debía ser el Ejecutivo el encargado de promover el diálogo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos