Lloret de Mar planta cara al turismo de borrachera

De fiesta hasta altas horas. La imagen se repite en muchas localidades de costa en verano. Pero en Lloret de Mar, Gerona, este año quieren evitarlo. Disfrutando del silencio. Es la campaña que busca acabar con los desmadres nocturnos. En verano la población de esta localidad se multiplica casi por 4. Y lo que se busca es la convivencia de vecinos y visitantes. Pero sobre todo la seguridad. Con perros policía como éste en busca de explosivos o sustancias estupefacientes. Evitando la amenaza terrorista. Controlando también con cámaras lo que pasa en las calles. Atentos a los vehículos. Medidas de prevención que dan resultado. Por unas vacaciones más seguras.-Redacción-