Junqueras carga contra Torra y aboga por un adelanto electoral en Cataluña

Un grupo de estudiantess protesta ante la llegada de Torra a la Universidad Pompeu i Fabra para abrir el curso académico. / Marta Pérez (Efe)

JxCat y ERC no logran ponerse de acuerdo en cuál debe ser la respuesta del independentismo a la sentencia del Supremo

CRISTIAN REINOBarcelona

Semana de tira y afloja entre los primeras espadas del independentismo. A pesar de las llamadas a la unidad y de que faltan escasos días de la Diada, en la que pueden llevarse un buen rapapolvo por parte de la ANC, JxCat y ERC insistieron ayer en los reproches. Ni siquiera el recuerdo de los plenos parlamentarios de justo hace dos años, en que aprobaron las leyes de la desconexión y decidieron cruzar juntos el Rubicón, llevó la paz al convulso universo soberanista

Oriol Junqueras no había expresado hasta la fecha tan abiertamente su posición a favor del anticipo electoral, pero este viernes, a través de Twitter, avisó a Quim Torra de que Esquerra apuesta por el adelanto como respuesta a la sentencia del Supremo contra los líderes del 'procés'. Lo hizo cargando contra el presidente de la Generalitat, quien se resiste a convocar elecciones. «No se había visto nunca que alguien diga que el hecho de que la gente vote debilitará las instituciones», señaló el dirigente republicano, en prisión preventiva a la espera de que el Supremo haga público el fallo. «¿Desde cuándo el ejercicio democrático del derecho de voto debilita las instituciones?», remató. La pregunta llevaba implícito el malestar por los ataques que reciben en ERC del entorno de JxCat por su giro estratégico.

Torra, en la conferencia que pronunció el jueves pasado en Madrid, fue muy claro en su negativa a llamar a las urnas a los catalanes como réplica a una sentencia severa. «Si queremos dar una respuesta, lo último que podemos a hacer es abocarnos a unas elecciones en las que todos sabemos que el grado de confrontación será importante. Tenemos que fortalecer las instituciones», aseguró. El día anterior, desde Bruselas, tanto el presidente de la Generalitat de Cataluña, como su antecesor, Carles Puigdemont, rechazaron el adelanto electoral. «El momento pide Govern, estabilidad y fortalecimiento de las instituciones, y unas elecciones las debilitarían», afirmó Puigdemont. «En un ciclo que vendrá marcado por la condena, el Govern y el Parlament deberán responder fuertes y ahora tenemos una mayoría clara», dijo.

Perder la mayoría

La razón en algunos sectores del independentismo para rechazar las elecciones reside en el temor a perder la mayoría parlamentaria que tiene, reconoció este viernes la consejera de Presidencia, Meritxell Budó. En JxCat, en concreto, el temor es a perder la presidencia, que ésta recaiga en su adversario (ERC) y que los republicanos busquen socios alternativos en la izquierda, lo que enterraría definitivamente el 'procés'. ERC, en cambio, se siente fuerte y quiere aprovechar el viento a favor, que lo será aún más tras la sentencia, ya que Junqueras es quien se enfrenta a una pena mayor.

En el fondo subyace la pugna entre los dos principales actores del secesionismo. Discrepan casi en todo. Esquerra aboga por facilitar la investidura de Pedro Sánchez, mientras JxCat está por el bloqueo. ERC llama al diálogo, con giro en el fondo y en las formas de Gabriel Rufián, mientras Torra y Puigdemont llaman a la «confrontación». El choque sobre si conviene o no anticipar elecciones deja al descubierto las diferencias que hay entre ambas fuerza sobre la respuesta a la sentencia. Si ERC insiste con las elecciones, JxCat reiterará su intención de investir a Puigdemont.

La CUP ve agotada la legislatura catalana

El Gobierno catalán ha comenzado esta semana la negociación de los Presupuestos del año que viene. JxCat y ERC no suman la mayoría absoluta, por lo que necesitan un aliado externo. Los comunes no cierran la puerta, el PSC condiciona su apoyo a que Torra renuncie a la vía unilateral, mientras que la CUP aseguró ayer que ve «casi imposible» avalar las cuentas. Los anticapitalistas consideran que la legislatura está «agotada». ERC dijo días atrás que si el Govern no puede aprobar los Presupuestos, tendrá que convocar elecciones.