Ana Julia Quezada dice que iba a suicidarse cuando fue detenida

Guardó el secreto durante 13 días porque dice que el miedo la bloqueó. Que por eso ni llamó a emergencias ni fue capaz de contar lo que había hecho a nadie, aunque lo intentó. Ha contado en la sala que llevó a familiares a la finca donde había enterrado al niño, pero no se atervió a confesárselo. Dice que logró aguantar a base de tranquilizantes y que dejó la camiseta del niño en el campo porque quería que la detuvieran. Cuando fue detenida con el cuerpo del niño en el maletaro de su coche su intención era dejarlo en el garaje y quitarse la vida.