Iglesias se erige en garante de las políticas de izquierda frente al pactismo de Errejón

Pablo Iglesias, líder de Unidas Podemos. /Efe
Pablo Iglesias, líder de Unidas Podemos. / Efe

Más Madrid estudia presentarse en las 17 provincias más pobladas, en las que los escaños se reparten de manera más proporcional al voto

PAULA DE LAS HERAS y RAMÓN GORRIARÁNMadrid

«Creo que hay que recibirlo como algo legítimo y muy previsible». La primera reacción de Pablo Iglesias a la noticia de que Más Madrid, la formación de Íñigo Errejón, concurrirá a las próximas elecciones del 10 de noviembre fue templada y medida. El líder de Podemos está decidido a no dar la más mínima muestra de intranquilidad ante un movimiento que puede alterar la correlación de fuerzas en la izquierda y hoy se mantuvo firme en su mensaje.

Iglesias dejó claro, en una entrevista en TVE, que su objetivo sigue siendo que los votos de Unidas Podemos se traduzcan de manera clara en acción de gobierno y que seguirá peleando por un Gobierno de coalición. Frente a esa determinación -que él considera imprescindible para adoptar medidas como la derogación de la reforma laboral, la intervención del mercado del alquiler o subir las pensiones- recordó que Sánchez ya ha dicho púbicametne que prefiere a Errejón porque, entre otras cosas, estuvo dispuesto a ceder gratis su apoyo al socialista Ángel Gabilondo en la Comunidad de Madrid, aunque tuviera que depender de Ciudadanos.

«Si alguien nos dice que sólo los que votan al PSOE tienen derecho a ver su voto traducido en Gobierno y los de Unidas Podemos no, yo digo que la gente que nos vota va a saber que nosotros vamos a defender sus votos con la intensidad que lo hemos hecho siempre», insistió. Iglesias defendió además que todavía es pronto para saber en qué ámbitos se presentará la formación creada por quien fuera el número dos de su formación y de forma sutil deslizó que otras escisiones surgidas en el pasado en el seno de la izquierda acabaron por diluirse en partidos grandes.

Compromís apuesta por el nuevo partido

Las ejecutivas del Bloc, Iniciativa pel Poble Valencià y Els Verds, integrantes de la coalición Compromís, votaron este lunes explorar un pacto con Más Madrid para concurrir en las elecciones generales. La ejecutiva de Compromís debatió las posibles alianzas con las que la coalición se presentará a los comicios. El objetivo es «conseguir una candidatura amplia que sea clave para conformar un Gobierno de izquierdas».

Más Madrid es hoy por hoy un partido joven y sin apenas estructura más allá de la comunidad en la que nació. En Podemos ven imposible que pueda alcanzar un acuerdo con En Comú en Barcelona y pese a que Teresa Rodríguez ya ha deslizado que querría que todos los partidos de la izquierda, incluso el de Errejón, concurran en su región bajo la marca Adelante Andalucía, Iglesias descartó también esa opción. En cuanto a la Comunidad Valenciana, confía en sellar un acuerdo con Compromís, aunque en el partido de Mónica Oltra hay división al respecto.

División

La nueva formación, en todo caso, sí está estudiando presentar listas en solitario o en coalición en las 17 circunscripciones que eligen más de siete escaños en el Congreso, donde el sistema es más proporcional y la aplicación de la ley d'Hondt no premia a la fuerza más votada y castiga al resto: Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, Alicante, Málaga, Murcia, Cádiz, Baleares, Coruña, Gran Canaria, Santa Cruz de Tenerife, Baleares, Pontevedra, Vizcaya, Asturias, y Zaragoza. Con esa estrategia, argumentan, la división del voto entre tres fuerzas de izquierda penaliza menos al conjunto.

En Más Madrid afirman que no tienen estudios de las posibilidades que tendrían de obtener representación en esas circunscripciones, pero un sondeo publicado hoy por El Español atribuye a la formación de Errejón entre seis y diez diputados, todos a costa de Podemos. En Madrid y Barcelona, de acuerdo a la encuesta, alcanzarían entre dos y tres, en Sevilla uno o dos, uno en Valencia y habría posibilidades de sumar otro en Alicante.

La decisión aún no está tomada y se estudiará este miércoles en la reunión de la dirección del partido, que sopesará la marcha de las negociaciones con algunas fuerzas para confeccionar listas conjuntas. Además de contactos con Compromís, también hay conversaciones en marcha con En Marea, la confluencia gallega del partido de Pablo Iglesias y con Equo. El líder de los ecologistas y único diputado de la formación dentro del grupo de Unidas Podemos, Juantxo López de Uralde, se mantiene fiel a Iglesias y no descartó hoy una escisión porque un sector capitaneado por Inés Sabanés ha tomado partido por Errejón. Los verdes celebrarán esta semana una consulta a sus afiliados para decidir con qué formación se alían para el 10 de noviembre.