Ibarretxe, Atxaga o los futbolistas San José y Riesgo apoyan a los 47 juzgados del «frente de cárceles»

Entre los 47 procesados está la abogada Arantza Zulueta./EFE
Entre los 47 procesados está la abogada Arantza Zulueta. / EFE

La Audiencia Nacional acogerá a partir del lunes uno de los grandes juicios pendientes relacionados con la presunta actividad de ETA

Mateo Balín
MATEO BALÍNMadrid

La Audiencia Nacional acogerá a partir del lunes uno de los grandes juicios pendientes relacionados con la presunta actividad de ETA. Los 47 integrantes del llamado «frente de cárceles» se sentarán en el banquillo con peticiones de prisión conjuntas de más de 600 años. Este sábado se celebra una manifestación en Bilbao en apoyo de los procesados y este viernes se conoció que han recibido más 11.000 adhesiones a un manifiesto en su apoyo.

Entre los firmantes se encuentran los exlehendakaris Juan José Ibarretxe y Carlos Garaikoetxea, los escritores Bernardo Atxaga y Toti Martínez de Lezea, el profesor universitario Paco Letamendia, el alpinista Alex Txikon, los futbolistas Mikel San José (Athletic) y Asier Riesgo (Eibar) o el músico Fermín Muguruza. Los firmantes consideran que el juicio «está fuera de tiempo y lugar, tanto ahora como antes», y «choca con los deseos de paz y justicia de la ciudadanía vasca».

Entre los 47 procesados están los abogados Arantza Zulueta, Jon Enparantza, Ainhoa Baglietto y Amaia Izko o el exsenador de Bildu Iñaki Goioaga. La Fiscalía les acusa por integrar el frente de cárceles de ETA o «KT» bajo la cobertura de organizaciones como el colectivo de abogados BL, el de apoyo a presos Herrira o Etxerat o la asociación de asistencia sanitaria Jaiki Hadi. Las solicitudes individuales de prisión van de los ocho a los 21 años de cárcel.

«El mantra 'todo es ETA'»

La manifestación de este sábado por la tarde en Bilbao respalda a los acusados bajo el lema «no al macrojuicio» y se pondrá de relieve que «es tiempo de soluciones y de vaciar las cárceles y no de llenarlas». «El juicio supone volver al mantra de 'todo es ETA' después de ETA», afirmó este viernes el miembro de Herrira y portavoz Beñat Zarrabeitia. «Resulta imprescindible reparar y sanar las heridas del pasado, pero también acabar con las conculcaciones que siguen vigentes», como a su juicio supone la dispersión de los presos.

Este 'frente de cárceles' fue desarticulado en las operaciones 'Jaque', 'Mate' y 'Pastor' practicadas en enero de 2014, enero de 2015 y marzo de ese mismo año, más de una década después de que por orden de ETA se creara el denominado «Grupo de coordinación», también denominado KT por sus siglas en euskera, cuya función principal, según la Fiscalía, «era dirigir el colectivo de presos de forma integral, garantizando la cohesión de sus miembros y su fidelidad a ETA, ejerciendo dicha función siempre de forma subordinada».