LOS HOSTELEROS DE CANTABRIA MIRAN AL CIELO

El mal tiempo desanima a los turistas, vacía las terrazas y desinfla las reservas. Los hosteleros de Cantabria dicen que sus ingresos desde enero son un 35 por ciento menores que hace un año. Los hoteles están a un 20 por ciento de su capacidad. Unas pérdidas que afectan a todos los sectores y que sólo el buen tiempo puede mejorar.