Un hombre de 32 años murió ayer en Santa Coloma de Gramanet tras recibir un disparo por la espalda

Ya se habían apagado las luces del día, cuando la policía judicial sacaba el cuerpo sin vida de un ciudadano dominicano de 32 años, muerto tras recibir un disparo en la espalda a la altura del hombro. Pero los hechos habían ocurrido horas antes. En torno a las seis de la tarde. Al parecer, la víctima estaba en su domicilio, en el número  85 de la calle Pirineos de Santa Coloma de Gramanet, junto a su esposa, que se encontraba en otra habitación y no pudo ver al agresor de su marido. Enseguida se han personado en el lugar del crimen la policía y los servicios de emergencia, que sólo han podido certificar la muerte del hombre dominicano. La policía metropolitana se ha hecho cargo de investigación, que en principio, no ve vinculación con la guerra entre clanes dominicanos que sacudió Barcelona el año pasado.