La Guardia Civil impide el acceso al Valle de los Caídos a un grupo de personas

Vehículos de la Guardia Civil a la entrada del Valle de los Caídos./Efe
Vehículos de la Guardia Civil a la entrada del Valle de los Caídos. / Efe

Los visitantes pretendían acudir a misa en la basílica del monumento franquista

COLPISA

El primer día del cierre del Valle de los Caídos ordenado por el Gobierno se saldó a su vez con los primeros incidentes. La Guardia Civil se vio obligada a impedir el paso un numeroso grupo de persona que trató de acceder al recinto.

Uno de los asistentes señaló a los medios de comunicación que su intención era asistir a la misa en honor de la Virgen del Pilar. «A esta personas se les ha dejado en la calle, no hay derecho», lamentó. El grupo reclamó con gritos su «derecho a la libertad de culto» y clamó lemas como «queremos ir a misa».

El cierre del Valle de los Caídos se prolongará hasta que el Gobierno lleve a cabo la exhumación de Francisco Franco, prometida hace más de un año, y el posterior traslado de sus restos al cementerio de Mingorrubio, cercano a El Pardo y donde yace la esposa del dictador, Carmen Polo. El Ejecutivo aún no ha fijado la fecha, pero si ha señalado el 25 de octubre como tope máximo. También se informó el viernes tras el Consejo de Ministros que se comunicará el momento con 48 horas de antelación a la familia, por si alguno de sus miembros quiere presenciar la exhumación y posterior inhumación. A los nietos del dictador también se les ha ofrecido una ceremonia religiosa discreta.

Pedro Sánchez subrayó este sábado que los preparativos están casi terminados y solo quedan «algunos flecos muy menores». No reveló, no obstante, la forma en que se realizará el traslado. Se hará «lo que diga la seguridad», afirmó el presidente del Gobierno en funciones, quien destacó que la semana que viene confirmará la fecha definitiva y cómo se llevará a cabo el citado traslado.

Una de las posibilidades que suena con más fuerza es la de utilizar un helicóptero. Esto evitaría recorrer por carretera los cerca de 50 kilómetros que separan el Valle de los Caídos de Mingorrubio, con los problemas de seguridad que podría acarrear esta distancia.