Granda, en pie de guerra contra las macrogranjas de cerdos

Llevamos meses asistiendo a una verdadera rebelión contra las que ya se conocen como macrogranjas de cerdos. El aumento de las exportaciones a China del jamón ibérico esta propiciando una insólita irrupción de este tipo de explotaciones. Los vecinos de aquellos lugares donde se ubican o pretenden ubicar no las quieren. Las tachan de contaminantes. Es el caso de Dehesa de Guadix, en Granada. Un proyecto de macrogranja albergaría 50.000 cerdos. En total, 125.000 al año. Los ecologistas temen la contaminación de los acuíferos. Los vecinos están en pie de guerra, mientras los hosteleos alertan de la amenaza al turismo rural. Y todo por un negocio que en esta zona solo creará 11 puestos de trabajo.