La flamenca más innovadora sin perder la esencia

Hay quien dice que como más guapa se ve una mujer es vestida de flamenca. "Se siente una más valiente, una mujer fuerte y más flamenca", confirma una de las modelos. Es el único traje regional que no solo cambia por temporadas, sino que ha generado una pasarela, el SIMOF. "Es el pistoletazo de salida para todos los vendedores de moda flamenca, que tienen que tener ya todo listo para esta fecha", comenta Jesús Rojas, gerente de FIBES. El traje de flamenca se ha convertido en algo más que en una forma de ataviarse para ir a la feria, y así lo demuestra María Ramírez en su colección 'Carmen': "Muy femenina, tiene que ir muy guapa. Y, además, es una línea elegante, no hay estridencias". Esta andaluza propone una línea para lucir cómodo de mañana y sensual de noche. Una pasarela donde se pueden seguir las tendencias de un sector que crece y sale al exterior. "Mucho oriental, de Corea, China y Japón están viniendo mucho. Y de Alemania", apunta Rojas. El cordobés Andrés Pozuelo ha traído la sofisticación a SIMOF con un pat que hace resaltar la personalidad y elegancia de la mujer, "nunca sin perder la esencia. El traje de flamenca debe de ser flamenco, debe ser lo que es. Pero también podemos innovar y crear cosas nuevas y apetecibles y que la gente no se aburra tampoco". Es la moda flamenca en estado puerto, por esta pasarela desfilarán más de 1.500 trajes y que prevé superar las 67000 visitas.