Desencuentro entre la Generalitat y los Mossos tras los disturbios ayer en Tarrasa y Gerona

Por la mañana en Girona y por la tarde en Terrassa.  Los CDR rompieron los cordones de seguridad para impedir los actos de Vox en favor de la Constitución. Botellas, sillas y piedras lanzadas a los agentes que responden con cargas policiales. En la retina quedan estas imágenes: heridos y detenidos. Contenedores quemados y otros daños materiales. Un día después el president Torra se centra únicamente en la actuación policial. Le da cuatro días para revisar protocolos y hacer cambios o los hará él mismo.  Es el ultimátum a su conseller de Interior.  La CUP directamente exige su dimisión después de que la diputada María Sirvent resultara herida en la mano por el disparo de un proyectil.  Buch responsabiliza a los violentos pero al mismo tiempo asegura que se están revisando todas las actuaciones de los Mossos  y que se tomarán medidas de haber habido mala praxis.La policía, una vez más, se siente vendida.  El PSC tilda de irresponsable al Govern por no defender la actuación policial. Criticas a las que se suman PP y Ciudadanos. Casado ha vuelto a pedir la aplicación del 155, y Arrimadas acusa a Torra de agitar a las masas.-Redacción-