Desarticulada una red de estafadores especializada en aplicaciones de segunda mano

Desde 2015, la red ha estafado al menos 200.000 euros a más de 800 personas. Se trata de una organización criminal con base en San Fernando, Cádiz, que se ha pasado años colgando anuncios en webs de segunda mano. Siempre productos caros como videoconsolas, máquinas de Thermomix o incluso drones a precios muy bajos para atraer la atención de los compradores. Para ganarse su confianza, los estafadores les enviaban fotografías desde correos, para convencerles de que el paquete estaba en camino y presionarles para que realizaran una transferencia inmediata vía SMS. Pero el paquete nunca llegaba y los estafadores desaparecían porque habían utilizado documentos de identidad robados y teléfonos prepago. La policía insiste: nunca envíen su DNI para realizar una compra a través de internet. Y siempre utilicen los servicios de pago de las propias aplicaciones para evitar toda posibilidad de fraude.-Redacción-