Decenas de bañistas imprudentes siguen mojándose en las playas malagueñas a pesar de la bandera roja

Día de playa, ondea la bandera roja pero hay decenas de personas en el agua. Todos se han dado cuenta de la bandera que prohíbe bañarse en esta playa, pero todos la han ignorado. Y hay excusas para todos los gustos. Y también críticas para los imprudentes. El año pasado en nuestro país fallecieron 539 personas ahogadas y más del 70 por ciento se produjeron en el mar. Las víctimas son sobre todo hombres, mayores de 50 años que se confían demasiado. -Redacción-