Rivera prepara su grupo en el Congreso para pelear a Casado el liderazgo de la oposición

Rivera y su nuevo equipo de 57 diputados se han hecho la foto de familia en el Congerso. /Efe
Rivera y su nuevo equipo de 57 diputados se han hecho la foto de familia en el Congerso. / Efe

Ciudadanos marca su estrategia y combinará la fiscalización al Gobierno de Sánchez con pactos de Estado

María Eugenia Alonso
MARÍA EUGENIA ALONSOMadrid

Liderar la oposición desde el primer minuto frente a un PP demasiado ocupado en gestionar su debacle electoral. Y hacerlo en clave constructiva, aparcando el tono bronco y la confrontación. Ese es el objetivo que Albert Rivera ha marcado para los 57 diputados de Ciudadanos en la XIII Legislatura, que dará sus primeros pasos el próximo 21 de mayo con la constitución de las Cortes Generales. «Mientras otros están despistados, nosotros estamos trabajando ya en la oposición», defendió el dirigente liberal este lunes en el Congreso.

Rivera hizo un paréntesis en la campaña electoral para presidir la primera reunión de su nuevo grupo parlamentario y trazar las líneas maestras que marcarán la actividad naranja en la Cámara baja los próximos cuatro años. Los liberales aspiran a hacer una oposición «sin complejos», «distinta» a la del bipartidismo los últimos cuarenta años y combinarán la fiscalización al Gobierno de Pedro Sánchez –centrada en la crisis de Cataluña y la política económica– con la participación en acuerdos para sacar adelante reformas.

Rivera ya ofreció al líder del PSOEdurante su encuentro en Moncloa su disposición a sentarse a negociar cinco pactos de Estado: educación, despoblación, inmigración, medidas antiterroristas y lucha contra el cambio climático. «Nosotros no vamos a fingir peleas en público y pasteleos en privado», advirtió el líder de Ciudadanos, contraponiendo la «unidad» que asegura que reina en su partido con la de otras formaciones políticas.

Primera proposición de ley

En pos de demostrar liderazgo y actitud de Estado, la formación liberal prepara ya la primera iniciativa parlamentaria con la que se estrenará esta legislatura. Una proposición de ley de protección a las familias que convertirá en numerosas a las familias monoparentales o con dos hijos y que otorgará la categoría de especial a las que tengan tres hijos o más o a las monoparentales con dos.

Una medida que los liberales incluyeron en el programa electoral con el que concurrieron a las generales del 28 de abril y que contempla además deducciones fiscales de 1.200 y 2.400 euros anuales para todas estas familias. «Si no empezamos a ayudar a las familias –remarcó Rivera– este país no va a poder pagar las pensiones».

La misma norma, en la que trabajan ya los técnicos de Ciudadanos, propondrá hacer universal la educación pública de cero a tres años e igualar en derechos a las parejas de hecho con los matrimonios.