Casado rechaza un Gobierno de «convergencia» de PP, PSOE y Ciudadanos

Casado interviene en el III Congreso Bienal Iberoamericano organizado por consejo empresarial CEAPI. /C. Moya / EFE
Casado interviene en el III Congreso Bienal Iberoamericano organizado por consejo empresarial CEAPI. / C. Moya / EFE

Argumenta que la oposición quedaría en manos de Vox y Podemos y advierte de que eso no sería «bueno para un país de la importancia de España»

Nuria Vega
NURIA VEGAMadrid

De los posibles escenarios tras el 10 de noviembre, Pablo Casado descarta el de un gobierno de coalición entre PSOE, PP y Ciudadanos. Aunque esa suma sea a día de hoy ciencia ficción, el líder de los populares ha querido rechazarla de manera explícita para presentar a su partido en esta precampaña como alternativa única a Pedro Sánchez. «Lo que quedaría fuera, como oposición, serían Vox y Podemos -ha argumentado-, lo cual creo que no es bueno para un país de la importancia de España».

No hay posiciones unánimes en el PP sobre qué papel ejercer si el reparto de escaños no varía en lo sustancial. ¿Deberían los populares entonces abstenerse? Fuentes territoriales del partido apuntan a que la presión crecerá para hacer viable una hipotética investidura de Pedro Sánchez si gana los comicios, aunque consideran que, en primer lugar, Podemos y Ciudadanos serían los aludidos. Por ahora, Casado cree que no haber barajado la posibilidad de facilitar la reelección del candidato socialista distingue su proyecto del de Albert Rivera y reivindica que los populares estén «fuera de la convergencia de gobierno con el PSOE».

En los últimos meses, algunas voces como la del presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, han planteado la posibilidad de pactar un gobierno o una legislatura con los socialistas, aunque reconocen que Sánchez no ha dado muestras de buscar una negociación en ese sentido.

Esta mañana, también Cayetana Álvarez de Toledo ha recordado que en 2016, desde la plataforma Libres e Iguales, ella misma apostó por una «gran, gran coalición, una coalición a tres» tras la entrada de Ciudadanos en el Congreso. La portavoz parlamentaria de los populares ha asegurado en Onda Cero que no cree en abstenciones gratis, pero sí en «acuerdos muy cerrados, con un papel y un documento clarísimo, donde se establezcan objetivos comunes, y gobiernos conjuntos». Ahora bien, hace depender la fórmula de que Sánchez muestre un «mínimo de credibilidad» en este asunto y, poco antes, ya había avanzado, al abordar la situación de Cataluña, que es «absolutamente imposible fiarse de una persona» como el presidente en funciones.