Casado censura el «silencio» de Sánchez

Pablo Casado, durante la visita que realizada a la bodega Lagar Blanco. / Raaf Alcaide (Efe)

El líder del PP comparó al actual presidente del Gobierno con Zapatero por no querer criticar a las dictaduras

CECILIA CUERDOSevilla

Pablo Casado cuestionó este sábado el «mal papel» de Pedro Sánchez, durante la Cumbre Iberoamericana de Guatemala, por no aprovechar el encuentro para decir que Venezuela o Nicaragua son dictaduras, como le han pedido otros países de la zona invitándole a unirse al grupo que llevará ambos casos ante la Corte Penal Internacional. «Es una vergüenza para España», reprochó el líder del Partido Popular (PP), porque a su entender el presidente del Gobierno es «muy duro con los dictadores muertos», en alusión a sus planes de exhumación de los restos del general Francisco Franco, «y cobarde con los vivos», Nicolás Maduro y Daniel Ortega.

En un encuentro de campaña para las elecciones andaluzas en Córdoba, Casado comparó a Sánchez con Zapatero por no querer criticar a las dictaduras, presentar un presupuesto «imposible y ruinoso» y por estar rompiendo la unidad de los españoles, «cediendo a los chantajistas independentistas y a los proetarras». Por este tipo de actitudes, resumió el dirigente conservador, es por lo que la candidata socialista a las andaluzas, Susana Díaz, ha eliminado el logo del partido en algunos carteles electorales.

Casado ya ha reconocido que la campaña andaluza le sirve para lanzar su proyecto nacional, de ahí que centre su intervención en lanzar mensajes sobre política general. En este sentido, el líder popular instó al Ejecutivo a «intervenir de inmediato» las cuentas de la Generalitat y evitar que se subvencione a organizaciones de «kale borroka» como Arrán o las CUP, autoras de escraches y ataques con pintura como el vivido en una comisaría de Terrassa. Un control que, en su opinión, permitiría que «no haya fondos para abrir embajadas o crear el consejo de la república».

Casado urgió a Sánchez a aplicar de una vez el artículo 155 de la Constitución y recuperar «la democracia, la dignidad y la convivencia en Cataluña». El presidente del PP lamentó además que «por un puñado de míseros votos» en la moción de censura que descabalgó a Mariano Rajoy, «España no puede caer en la indignidad de que haya la impunidad contra aquellos que persiguen a jueces e intentan marcar nuestras casas como hacían los totalitarios en los años 30».

 

Fotos

Vídeos