Bomberos españoles explican la extinción de Notre Dame

Es una extinción muy delicada en la que hay que intentar proteger, además de las vidas, la mayor parte del edificio y las obras que contiene, por eso se usa el agua de forma muy racional. Los esfuerzos se deben centran en evitar la propagación. dirigiendo el agua hacia las zonas colindantes para intentar confinar las llamas, algo muy dificil porque una catedral es un espacio único. Todavía queda mucho trabajo para los bomberos, ahora comienza una segunda fase en la que hay que asegurar la estructura del templo.