«Para ser presidente como Pedro Sánchez yo prefiero no serlo»

Albert Rivera, en la terraza del hotel Room Mate Valeria de Málaga./Fernando González
Albert Rivera, en la terraza del hotel Room Mate Valeria de Málaga. / Fernando González

«Propusimos a Rajoy reunirnos para buscar una salida. No quiso, se blindó en un búnker o en un bar»

JAVIER RECIOMálaga

Albert Rivera, quien hasta la moción de censura se situaba al frente de todas las encuestas, se ha propuesto recorrer España con su plataforma cívica, constituida bajo el nombre 'España ciudadana' a imagen y semejanza de su partido. Ayer visitó Málaga, donde defendió un proyecto unionista y patriótico.

-¿Se ha levantado ya de la lona?

-Yo soy un púgil bastante resistente. Vengo de defender la igualdad y la libertad de todos los españoles en Cataluña. Me he curtido en el Parlamento catalán haciendo oposición y hemos llegado a ganar las elecciones allí. Por tanto, a los que hay que dejar en la lona es al separatismo y a la corrupción.

-Pero le han tenido que contar varios números para evitar el KO. Da la sensación de que llevan un par de semanas bajos de moral, han estado medio noqueados.

-El que está noqueado es Rajoy, que ha tenido que irse. Nosotros estamos muy por encima de lo que Ciudadanos consiguió en 2016, peleando por ganar unas elecciones en España y habiendo ganado una en Cataluña. Por primera vez lo ha conseguido un partido constitucionalista. Creo que los que están en la lona son los corruptos, los que no tienen un proyecto de España. Y lo que sí que es verdad es que la mayoría de españoles están descolocados al no entender por qué Rajoy, por un lado, y Sánchez, por otro, no han querido devolverle la voz a los españoles. El bipartidismo se ha puesto de acuerdo de alguna manera para que los españoles no den su opinión. Sánchez es presidente por la puerta de atrás y de la mano de los separatistas. Para ser presidente así yo preferiría no serlo.

-Efectivamente el que ha perdido el Gobierno ha sido Rajoy, pero a usted se le ha visto muy tocado. ¿Estaba ya tocando el poder con la yema de los dedos?

-Para nada. Soy una persona humilde y trabajadora. Mis padres me han enseñado esos valores. Yo estuve con un solo diputado en el Parlamento catalán y hemos ido creciendo para hacer un cambio político sin precedentes.

-O sea, que no se han venido abajo.

-No nos conocen… Al revés. Ahora empieza todo. Es un nuevo set, si utilizamos el símil tenístico, y si vemos la fortaleza mental que se necesita, como lo demuestra Rafa Nadal.

-Le voy a pedir que haga un poco de autocrítica. ¿En qué cree que ha fallado? ¿Dio por finiquitada la legislatura demasiado pronto tras conocerse la sentencia de Gürtel?

-Es que nosotros no hemos decidido nada.

-Usted sí dio por acabada la legislatura.

-Ya ve si está agotada que tuvo que dimitir Rajoy. No se puede tener un Gobierno sustentado por un partido condenado por tener una trama paralela de corrupción. Eso no lo digo yo, sino una sentencia. Nosotros queríamos elecciones, pero Sánchez, que se estaba hundiendo poco a poco, fue a la desesperada y sumó con Esquerra, Bildu, Podemos, con los golpistas de Torra… O sea, con lo mejor de cada casa.

-Pero ahí está, incluso ilusionando a la gente…

-Eso ya lo veremos. Y no todos están ilusionados con esta manera de llegar al poder. Y ya le digo una cosa, ser presidente no es un objetivo, es un instrumento para cambiar tu país. Si no puedes legislar o gobernar, si dependes de los que quieren liquidar España, para eso mejor no serlo.

-¿Teme que al no ser ya el sostén del Gobierno del PP caigan en la irrelevancia? ¿Le queda una travesía en el desierto hasta las elecciones?

-La opinión pública y la publicada van por caminos distintos. La publicada está todos los días intentando liquidar partidos, líderes, con peleítas diarias. Y la clase media española está esperando que le bajen los impuestos, que tengan más permisos de paternidad… Si algo he aprendido es que hay que escuchar al pueblo y hacer lo que uno cree, no lo que queda bien. Yo, y es muy feo hablar de uno mismo, creo que Ciudadanos ha resuelto en estos once años sus problemas.

-¿Cree que Rajoy y Sánchez pactaron esta salida?

-Creo que ambos tomaron sus decisiones pensando en Ciudadanos. No es que sea Sherlock Holmes, porque es bastante evidente. Sánchez estaba hundiéndose, con Podemos pisándole los talones y monta esta jugada con 22 partidos para llegar al poder. Y Rajoy en vez de dimitir, que hubiera sido lo patriótico, no lo hizo.

-¿Habló con usted?

-Aún a estas alturas no lo ha hecho. Le propusimos reunirnos para buscar una salida. No quiso, se blindó en un búnker o en un bar.

-¿Se ve como el Macron español?

-Eso lo decidirán las urnas. Macron llegó desde circunstancias distintas, porque estaba en el Gobierno y montó una plataforma. Sí que es cierto que Macron ha hecho algo muy importante al liquidar el eje izquierda y derecha y lo ha cambiado por otro eje, el del liberalismo, el de la sociedad abierta frente al populismo.

 

Fotos

Vídeos