El toro no es solo de Osborne

Figura del 'toro de Osborne'. /
Figura del 'toro de Osborne'.

El Tribunal Supremo ha decidido que las marcas comerciales podrán usar el toro, ya que es la tauromaquia lo que es parte del patrimonio cultural español, y no el animal

CARLOTA EZQUIAGAmadrid

El toro no es un símbolo oficial de España. Así lo ha dictado este lunes el Tribunal Supremo, permitiendo el uso comercial del animal y rechazando anular la marca Toro de Osborne. Así, se han desestimado las demandas de nulidad cruzadas entre Badtoro, marca del diseñador Jordi Nogués, y Osborne.

El pleito entre las dos empresas comenzó con una demanda del Grupo Osborne a la marca Badtoro por violar las marcas denominativas Toro que tiene registradas Osborne para diferentes productos. Jordi Nogués S.L. respondió con otra demanda pidiendo la nulidad de estas marcas, al considerar que contienen el nombre de un animal que es un símbolo de España de interés público, prohibido por el Reglamento de marcas de la Unión Europea.

La Audiencia y el Juzgado de lo Mercantil de Alicante ya habían desestimado estas demandas, y ahora el Supremo ha confirmado esta resolución. La Sala I ha aclarado que es la tauromaquia -las corridas de toros- lo que constituye patrimonio cultural de España, no el toro como animal. Si bien el tribunal reconoce que sí existe un uso social de la representación gráfica del toro de lidia para reivindicar lo español, el animal en sí no supone ningún símbolo o icono oficial del país.

El Supremo también ha desestimado la demanda de Osborne, ya que no considera que haya riesgo de confusión entre las marcas Toro y Badtoro. El TS no ha aceptado la petición de Osborne de esperar a la sentencia del Tribunal General de la UE, que debe resolver un recurso contra la decisión de la Oficina de Armonización del Mercado Interior (OAMI) de no autorizar el registro de la marca Badtoro. "No existe tal riesgo de contradicción", ha declarado el tribunal, "pues la marca que se cuestiona ante el Tribunal General es una marca mixta, gráfico-denominativa, y para el juicio sobre el riesgo de confusión se tienen en cuenta no sólo las dos marcas comunitarias denominativas Toro, sino también la marca española gráfico-denominativa compuesta por el dibujo del toro de Osborne, que goza de gran notoriedad, y la denominación Toro".