Manos Limpias se defiende de las acusaciones de la infanta

Virginia López Negrete./
Virginia López Negrete.

El sindicato recuerda a la hermana del Rey que también el juez y la Audiencia Provincial han visto indicios para sentarla en el banquillo

MELCHOR SÁIZ-PARDOMadrid

Manos Limpias, el sindicato cuya acusación ha llevado al banquillo de los acusados a la infanta Cristina, ha respondido a las palabras que la hermana del Rey dedica al colectivo en su carta de renuncia al Ducado de Palma.

Cristina de Borbón se queja en esa carta de las acusaciones infundadas contra mi persona por parte del Sindicato Manos Limpias". Esas palabras hoy mismo han sido refrendadas por su abogado, Miquel Roca, quien ha apuntado que "la justicia no juzga a una duquesa o a una no duquesa, juzga a una persona en función de unas pretendidas acusaciones de Manos Limpias", ha precisado.

El sindicato, en un comunicado, dice, con todos los respetos, lamentar las palabras de la infanta y en particular la expresión acusaciones infundadas.

Manos Limpias respeta el derecho a la libertad de expresión, como no puede ser de otra manera, pero desde Manos Limpias queremos reseñar que no se trata de acusaciones infundadas, dado que no solamente el Juez Castro sino también la Audiencia Provincial de Palma de Mallorca, han ratificado la existencia de dos delitos fiscales exonerándola del delito de blanqueo de capitales, apunta el sindicato.

Manos Limpias, ante la negativa de Anticorrupción de acusar a la exduquesa de cualquier ilícito fiscal, se quedó en este proceso como única acusación contra la infanta. A pesar de los denostados intentos de sus abogados de que se le aplicara la doctrina Botín (según la cual no se puede acusar de un delito fiscal si Hacienda o la Fiscalía no se sienten perjudicadas), tanto el magistrado como la Audiencia Provincial dieron la razón a la letrada del sindicato, Virginia López Negrete, que pide hasta ocho años de cárcel para la hija de don Juan Carlos.

 

Fotos

Vídeos