Camacho pregunta a Pujol si el padre de Artur Mas gestionaba sus fondos en el extranjero

La líder del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho /
La líder del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, acusa al expresidente de la Generalitat de que "ha sembrado la sospecha en la política catalana" al confesar ocultación de dinero al fisco más de 30 años

AGENCIAS

La líder del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, ha acusado este viernes al expresidente de la Generalitat Jordi Pujol de no aclarar nada en su comparecencia ante el Parlament, y le ha negado cualquier credibilidad al haber "engañado a los catalanes" más de 30 años.

"Usted no tiene autoridad hoy para decir si es un político corrupto o no", ha afirmado en su primera intervención de preguntas, en la que le ha recordado que también dijo durante mucho tiempo que no tenía dinero en el extranjero pero luego se demostró que sí.

Ha argumentado que las cifras que ha aportado Pujol en su intervención inicial -el equivalente en dólares a 140 millones de pesetas en el extranjero en 1980- no cuadran con el dinero regularizado por su familia en los últimos meses: "Su comparecencia no aclara nada".

Además, le ha preguntado si el origen de los fondos en el extranjero son comisiones por la adjudicación de obra pública; y si una de las dos personas que gestionaban esos fondos era el padre del actual presidente, Artur Mas.

La popular, que ha criticado que algunos de los que gobernaron con Pujol sigan siendo consellers del Govern, ha censurado que Mas convoque este sábado la consulta de autodeterminación para "intentar tapar" la comparecencia del expresidente.

Iceta (PSC) pregunta si el dinero evadido procedía de Banca Catalana

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha acusado al expresidente de la Generalitat de que "ha sembrado la sospecha en la política catalana" al confesar ocultación de dinero al fisco más de 30 años. Asimismo, le preguntó si el dinero evadido en Andorra procedía de la venta de acciones de Banca Catalana antes de su quiebra.

Iceta ha criticado ante Pujol las declaraciones del actual presidente, Artur Mas, por entender que el caso Pujol es una cuestión personal y familiar, y también ha criticado las palabras del alcalde de Barcelona, Xavier Trias, que opinaba que el expresidente "debe desaparecer y renunciar a todo".

A juicio de Iceta, Pujol tiene la obligación de dar cuenta de sus acciones ante todos los catalanes y explicar, entre otras cuestiones, "si su familiares realizaron negocios ilícitos al amparo de la Generalitat", que Pujol presidió 24 años.

Iceta no ha rechazado erigirse como juez y le ha recordado que no comparece como acusado ya que será ante la justicia donde deberá responder sobre los delitos presuntamente cometidos, pero que es en la cámara donde tiene la oportunidad "de expiar el mal generado y dar respuesta a lo ocurrido después de mostrarse como máxima figura institucional, referente de la ética".

El líder socialista le ha pedido aclarar el volumen total defraudado a la Hacienda pública tanto por él como por su familia; que presente documentos que así lo acrediten; y que desmienta si el dinero confesado proviene de la venta de acciones de Banca Catalana antes de entrar en quiebra.

Además, ha lamentado que, después de que el expresidente Pasqual Maragall hiciera público en la cámara catalana el cobro de comisiones por concesión de obra pública del 3%, eso no mereciera la atención del Govern.