Costa de Marfil: Los Elefantes, ante su gran oportunidad

Selección de Costa de Marfil./
Selección de Costa de Marfil.

El equipo africano aspira a superar por primera vez la fase de grupos en su tercer Mundial consecutivo

ARTURO POSADA

Costa de Marfil afronta esperanzada la cita mundialista. La selección que dirige ahora el francés Sabri Lamouchi dispone de una oportunidad inmejorable para plantarse en octavos de final en el Mundial de Brasil 2014. Sus dos comparecencias anteriores finalizaron pronto: en Sudáfrica 2010 y Alemania 2006 se vio apeada a las primeras de cambio tras participaciones poco exitosas de la mano de los seleccionadores Sven Göran Eriksson y Henri Michel. Pero esta vez, los 'Elefantes' esperan superar a Japón y Grecia, y clavar el colmillo en un grupo donde Colombia parte con el papel de favorita para alzarse con el primer puesto.

El combinado costamarfileño aúna experiencia y juventud, en un cruce de generaciones que aún no ha florecido. El delantero Didier Drogba (Galatasaray) sigue llamando la atención, pero a sus 36 años desempeña ya un papel más patriarcal en la que será su tercera y última cita mundialista. El liderazgo del equipo corresponde a Yaya Touré (Manchester City), considerado actualmente uno de los mejores jugadores africanos. Yaya Touré, de 31 años, entra dentro del grupo de veteranos y se verá acompañado por su hermano Kolo (Liverpool) . La sangre joven la pueden aportar futbolistas como el altísimo Lacina Traore (2,03 metros y 23 años), cedido en el Everton por el Mónaco al que una lesión ha impedido tener continuidad esta campaña o Serge Aurier, lateral derecho del Tolouse, que solo cuenta con 21 primaveras.

Con una formación 4-3-3, las mejores virtudes de un equipo que no acaba de encontrar sus señas identitarias llegan de mediocampo hacia arriba. En la delantera, aparte de Drogba, aparecerán Gervinho (que ha levantado muchas expectativas con el escudo de la Roma) y Salomon Kalou (Lille), otro de los jerarcas de Costa de Marfil en los últimos años.

Los 'Elefantes' destacan por su potencia física y la experiencia de muchos de sus futbolistas, pero no acaban de encontrar un patrón de juego colectivo. Lamouchi tiene el reto de ensamblar un verdadero equipo y por eso suele apelar al espíritu grupal cuando sus interlocutores le destacan las cualidades que adornan a jugadores estrella como Drogba o Yaya Touré. La falta de creación en la medular y los despistes defensivos son otros de los problemas que afronta esta selección.

Costa de Marfil confía en reverdecer viejos laureles. Su último éxito llegó en 1992, cuando logró la Copa Africana de Naciones. Desde entonces, alcanzar tres mundiales consecutivos ha sido su mayor gesta. Ahora espera dar la sorpresa en Brasil a partir de octavos de final.

 

Fotos

Vídeos