Honda, la moto goleadora

Honda, durante un partido./
Honda, durante un partido.

Es el primer japonés en marcar goles en la Liga de Campeones

RAFAEL LAMELAS

Teñido de rubio, alto y fibroso, Keizuke Honda se ha abierto el paso en el fútbol hasta llegar a un club señero como el AC Milan, tal vez contando con el aval del seleccionador de su país, Alberto Zaccheroni, que pasó por la dirección técnica del conjunto controlado por Berlusconi. Honda ha aterrizado en un club algo anquilosado tras curtirse en la liga holandesa y después en la rusa. En el país de los tulipanes, Honda llegó a un club modesto, el Venlo, como un auténtico desconocido, pero acabó maravillando con su calidad hasta erigirse capitán del equipo, mostrando un fútbol contestatario ante adversarios de enjundia en la 'Eridivisie'.

Cuando parecía que su promoción natural era dar el salto a uno de los clubes importantes de aquel país, o bien a otro conjunto europeo llamativo, decidió viajar al frío y enrolarse en el CSKA de Moscú. Allí consiguió ser el primer japonés que marcara goles en la Liga de Campeones, siendo parte activa, en 2009, de la eliminación de Sevilla en la máxima competición.

Tras varias temporadas en Rusia, en el pasado mercado de invierno el Milan pensó en él como miembro de una operación 'renove' que se ha quedado a medio camino. Honda ha adquirido más experiencia en Italia y ahora mira con ojos de ambición el tránsito que le espera a su selección en Brasil. Subidos a su moto, tienen que llegar goles.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos