Juanfran, el lateral con alma de extremo

Juanfran, durante una rueda de prensa./
Juanfran, durante una rueda de prensa.

JAVIER VARELAMadrid

El Rayo McQueen de la selección tiene claro que ha llegado al Mundial gracias a tres palabras: Trabajo, silencio y velocidad. El lateral derecho del Atlético se ha ganado por méritos propios su billete a la cita mundialista después de haber certificado su mejor temporada en la que ha sido una pieza clave de Diego Simeone, el hombre al que le debe buen parte de estar en Brasil. De hecho, la llegada del Cholo al Atlético en diciembre de 2011 fue el punto de inflexión para un Juanfran que abandonó el extremo derecho -y el banquillo al que le había condenado Gregorio Manzano- para convertirse en un lateral de largo recorrido y con unas virtudes defensivas sobresalientes.

El canterano madridista -jugó también en el Espanyol y en Osasuna- sabe que mucha culpa de su presencia en el Mundial se la debe a su entrenador. Gracias a Simeone, soy mejor defensor ha dicho en multitud de ocasiones. Con el argentino ha ganado solidez defensiva, disciplina y se ha ganado el respeto de sus propios aficionados -que olvidaron su pasado madridista- y el de sus rivales. Juanfran es uno de esos futbolistas a los que les gusta más regalar goles que marcarlos. No ha conseguido un solo gol con el Atlético, pero es un perfecto camarero del gol subiendo la banda derecha. Sabe que su labor en el equipo de Del Bosque será defender. "De lo que se trata es de que un lateral derecho sepa defender bien y su primera obligación sea defender bien. Y luego las otras cualidades siempre las he tenido, ser un jugador de centrar, llegar o dar buenas asistencias. Eso siempre lo he tenido porque siempre he jugado arriba", reconoce con tranquilidad Juanfran.

El crecimiento y la progresión de Juanfran en estas últimas campañas le abrió la puerta de La Roja el 26 de mayo de 2012, cuando debutó ante Serbia. Sólo un día después, le llegaría el premio gordo con su convocatoria para la Eurocopa 2012, que ganó con España a pesar de no disputar un solo minuto. Atrás queda ya aquel error ante Francia en la clasificación para el Mundial de Brasil que le hizo llevarse un manojo de críticas desmesuradas que le privaron de estar en las siguientes convocatorias y perderse la COpa COnfederaciones que se disputó también en brasil. Aquello ya es historia y ahora, con 29 años y recién renovado por el Atlético, el objetivo de Juanfran parece claro.

Un esguince en el tobillo durante la final de la Champions le ha tenido en el alambre de la lista definitiva de Vicente del Bosque hasta última hora, pero el de Crevillente busca asentarse en el lateral derecho de la Selección y conseguir el Mundial con La Roja, el mismo año en el que ha ganado la Liga y ha sido subcampeón de Europa con el Atlético.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos