Nekounam, seda iraní

Nekounam, durante un partido./
Nekounam, durante un partido.

El mediocentro se convirtió en una pieza fundamental en el engranaje de Osasuna durante seis temporadas tras el Mundial de Alemania de 2006

M. GLERA

Osasuna sorprendió tras el Mundial de Alemania del 2006 al fichar a un desconocido jugador iraní que respondía al nombre de Javad Nekounam. El exótico fichaje se convirtió en una pieza fundamental en el engranaje navarro durante seis temporadas.

Nekounam (7/9/1980, Ray, Irán) es el eje de Irán. Formado en el Pas de Teherán, jugó en Emiratos Arabes Unidos antes de firmar por Osasuna. Debutó con 19 años con su selección y desde aquel 31 de mayo del 2000 ha disputado casi 150 partidos. Brasil será su último mundial. El 6 iraní destaca por su capacidad para soportar la medular asiática, pero también para dar el primer pase que lanza a sus compañeros al contragolpe. Todas las acciones a balón parado se procesan en su mente. Es la referencia, el capitán. Y además, tiene gol a pesar de jugar tan retrasado. Lo que haga Irán en esta cita dependerá directamente de su fútbol.

En Brasil compartirá protagonismo en el círculo central con Andramik Teymorian, con quien logró el título de liga con el Esteghlal de su país en la pasada campaña. Ambos se encontraron de nuevo después de sus respectivas experiencias en Inglaterra (Fulham) y España. Nekounam decidió emprender este año una nueva aventura en Kuwait, donde ha preparado el Mundial.

 

Fotos

Vídeos