Casillas, el cerrojo indiscutible

Casillas, durante un entrenamiento./
Casillas, durante un entrenamiento.

La lesión de Víctor Valdés anuló cualquier atisbo de debate en la portería de España, que tiene un poseedor indiscutible en la figura de Iker.

MIGUEL SESÉMadrid

El año más raro de la vida deportiva de Iker Casillas toca a su fin, y en el horizonte emerge un Mundial en el que será el titular indiscutible. El hombre que ha conquistado desde la portería dos Eurocopas y un Mundial busca ahora el que sería un histórico póker, poniendo la guinda a una temporada en la que la calma ha sido su principal virtud y en la que su gran fallo quedó eclipsado por la cacareada 'décima'.

Carlo Ancelotti decidió repartir los minutos entre él y Diego López en el Real Madrid. Sobre Iker recayeron los minutos de la Copa del Rey y la Liga de Campeones, menos actividad pero las mismas exigencias. Y el portero ha sabido estar a la altura, con un rendimiento notable y llevando vivo al equipo a ambas finales, habiendo encajado muy pocos goles y batiendo el récord de minutos imbatido.

Su gran lunar llegó precisamente en el último instante, la final de la Champions, con un error imperdonable para un portero de su nivel y que a punto estuvo de costarle muy caro a su equipo. Dubitativo en el juego aéreo, permitió que un inocente remate de Godín se envenenase hasta la red. Un error mayúsculo dentro de una temporada que había transcurrido dentro de la excelencia.

Fue entonces cuando emergió su virtud más intangible, eso que los más finos denominan como el ángel y los más mundanos como culo. Y es que cuando Casillas está bien, el Madrid y España responden, y cuando no lo está ocurre algún tipo de milagro para que nadie ponga el foco en su error y acabe siendo protagonista en las portadas de medio mundo. Con dudas respecto a su continuidad de blanco, no hay ninguna, salvo lesión, acerca de que él será el cancerbero titular en La Roja.

Junto a Pepe Reina y David de Gea, la portería de España estará igual de segura que en los tres últimos grandes torneos, finalizados con Casillas levantando el trofeo. Es uno de los grandes símbolos del campeonato, y será indiscutible en Brasil.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos