El Balón de Oro que avergüenza al propio Messi

Messi recogió visiblemente contrariado el Balón de Oro del Mundial. /
Messi recogió visiblemente contrariado el Balón de Oro del Mundial.

Maradona considera que «es injusto que los ‘marketineros’ quieren hacerle ganar algo que no ganó» e incluso Blatter se muestra «un poco sorprendido»

AMADOR GÓMEZMadrid

«No me interesa al premio. No me importa nada», reconoció Leo Messi tras recibir con desgana en Maracaná el Balón de Oro que le concedió la FIFA como mejor futbolista del Mundial de Brasil 2014. Un galardón, elegido por periodistas y miembros de un grupo de estudios técnicos del máximo organismo internacional, sorprendente y polémico. Y más aún cuando Messi no figura ni siquiera en el once ideal que la FIFA elige basándose en el rendimiento de los jugadores que han participado en la cita mundialista y que está encabezado por el centrocampista alemán Toni Kroos.

Messi sucede en el palmarés del Balón de Oro del Mundial al uruguayo Diego Forlán, designado el futbolista más destacado en el anterior campeonato conquistado en 2010 por España. El delantero argentino, poco brillante e intermitente en Brasil y con apenas cuatro goles marcados, todos ellos en la primera fase del Mundial, se adjudicó el Balón de Oro al superar al campeón Thomas Müller (Balón de Plata) y a Robben (Balón de Bronce). Al desprestigiado premio también aspiraban, entre otros, el propio Kroos, su compatriota Mascherano y el colombiano James Rodríguez, el máximo goleador de Brasil 2014 y, en opinión de Diego Armando Maradona, el auténtico merecedor al Balón de Oro.

«Pobrecito. A Lio le regalaría el cielo, pero cuando no es justo y los marketineros quieren hacerle ganar algo que no ganó, es injusto», sentenció Maradona la noche del domingo en el programa De Zurda del canal venezolano Telesur, sumándose a las críticas a la FIFA por la concesión del galardón al delantero del Barcelona. El Balón de Oro del Mundial está patrocinado por Adidas -firma ligada al crack argentino-, al igual que la Bota de Oro lograda por James Rodríguez y el Guante de Oro conseguido por el portero alemán Manuel Neuer.

La concesión del Balón de Oro a Messi va unida a calificativos como «escándalo», «burla», «vergüenza» o «chanchullo» en la prensa internacional y en las redes sociales que estallaron tras conocerse la noche del domingo el nombre del vencedor. «James Rodríguez fue el mejor jugador del Mundial», sostuvo Maradona en alusión al delantero colombiano que deslumbró ante la ausencia de Falcao y se consagró con la Bota de Oro como principal artillero, con seis tantos.

Tres campeones en nueve ediciones

Maradona también subrayó que el propio Messi tampoco estaba conforme con el premio. «Lo vi como que no quería ir a agarrarlo», admitió quien fuera proclamado Balón de Oro en el Mundial de México86 conquistado por la albiceleste gracias al Dios argentino. Maradona es precisamente uno de los tres únicos futbolistas que han ganado el Balón de Oro y el título mundial en la misma cita, tras el italiano Paolo Rossi en España82 y antes que el brasileño Romario en Estados Unidos94. El resto de ganadores de este premio individual que se concede desde el Mundial de España no se adjudicaron el título con su selección. Es decir, ha habido ya seis vencedores no campeones del mundo en nueve ediciones.

Incluso el presidente de la FIFA, Joseph Blatter, reconoció este lunes que le sorprendió la elección de Messi -cuatro veces ganador del Balón de Oro que acredita al mejor futbolista del planeta- como jugador más destacado del Mundial. Al ser consultado sobre el Balón de Oro durante la conferencia de prensa que ofreció para hacer un balance del torneo, el dirigente suizo preguntó: «¿Debo ser diplomático o decirle la verdad?». «Me quedé un poco sorprendido cuando vi a Messi subiendo para recibir el premio de mejor jugador de la competición», reconoció Blatter, que sin embargo apuntó: «Si se piensa en el comienzo del torneo, en el que Argentina labró su camino a la final, si se ven los goles marcados por Messi en diferentes momentos, fueron goles decisivos». El caso ha levando tal polvareda que la FIFA asegura que está abierta a replantearse la forma de llevar a cabo una votación que parece esconder bastantes más intereses que los exclusivamente deportivos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos