De animar en la grada a modelo

Axelle Despiegelaere, durante un partido de Bélgica. /
Axelle Despiegelaere, durante un partido de Bélgica.

La belleza de Axelle Despiegelaere cautivó a fotógrafos y cámaras durante un Bélgica-Rusia, se convirtió en un fenómeno de internet y L'Oréal le ha hecho un contrato

RODRIGO ERRASTI MENDIGURENMadrid

Axelle Despiegelaere, una joven belga de 17 años, acudió el pasado 22 de junio con su hermano y un grupo de amigos al estadio Maracaná para animar a su selección. Su idea, como la de otros muchos aficionados de los 'diablos rojos', era presenciar el Bélgica-Rusia en un estadio mítico como premio tras terminar su curso escolar. Después de realizar último examen en un internado en Huy, voló con sus padres (Yves y Siska) y su hermano (Arturo). Se pintó los colores de su selección en las mejillas, para completar su atuendo: camiseta y gorro con los colores amarillo, rojo y negro. La cámara del estadio le enfocó fugazmente durante el partido, fue consciente y saludó por unos segundos- pero hasta que llegó hotel no fue consciente del revuelo que se había armado. Varios fotógrafos de agencias de noticias internacionales la localizaron en el estadio, le sacaron unas instantáneas y el poder de las redes sociales hicieron el resto. «Estaba cerca de la zona de los fotógrafos, vi que nos estaban haciendo algunas pero no sospeché lo que estaba ocurriendo. Al regresar al hotel por la noche, algunos amigos me enviaron mensajes y vi que habían compartido las fotos en internet». Las fotos de Axelle se convirtieron en un fenómeno viral. Habían dado la vuelta al mundo y hasta se había creado cuenta oficial en Facebook de fans con más de 24.000 personas siguiendo su página, que ahora ya supera los 234.000. «Desde entonces, esto no se detiene. Todo el mundo me reconoce. No recuerdo haber recibido solicitudes de amistad en Facebook, porque he recibido miles de invitaciones». Para el segundo partido, ante Corea del Sur, ya era una celebridad y no sólo los seguidores de su selección, del equipo rival o los brasileños se hacían fotos con ella. Hasta la policía local se lo pedía. «Yo no creo que todo esto vaya a durar», vaticina. Su imagen ha aparecido en cientos de medios de todo el mundo.

La cosa no se quedó ahí y en tan solo dos semanas la firma de cosméticos L'Oreal ha querido aprovechar su sonrisa y pelo de rubio para que sea su imagen en algunas campañas en internet y redes sociales en Bélgica. De momento, la joven ya ha rodado un anuncio. Beatrice Dautzenberg, directora de Marketing para Bélgica y Luxemburgo de L'Oréal Professionnel, cuenta que se pusieron «en contacto con su madre», porque consideran que Axelle «tiene una cara y el pelo increíble. Es una chica llena de cualidades, que estudia y que es bilingüe», explican en una marca que tiene a Eva Longoria y Blake Lively. Su idea es que sirva para promocionar sus consejos de belleza y tutoriales en las redes sociales y se espera que su cara esté presente en 1000-2000 salones de belleza antes de terminar el año. «Estoy convencido de que va a hacer otras cosas, ella tiene carisma», decía sobre la joven, que se mueve a Bruselas desde Knokke en taxi, ya que sus padres trabajan y no tiene licencia de conducir al ser menor de edad.

Una foto desafortunada

Axelle, seguidora del Brujas, ya va conociendo lo malo de la popularidad y de lo que cambian las cosas en pocas horas. La publicación de una foto junto al cadáver de un antílope muerto durante un safari en África en su perfil de Facebook ha corrido como la pólvora. Muchos de sus fans, amigos los animales, le han empezado a criticar. "Esto es parte de su vida privada", apunta L'Oréal que ahora especifica: «Fue una oportunidad especial en un momento determinado. No teníamos conocimiento del trofeo de caza, pero está dentro de su vida privada y no es necesario que nosotros hagamos ningún comentario". Se espera que en el futuro Axelle tenga otra 'colaboración ad hoc' con la multinacional que ahora aclara: «Todavía no».

No parece su único problema ya que su novio Lois Coopman, de 19 año y que vivió todo desde Bélgica, dice no ser celoso aunque reconoce: "Parecía que todo el mundo se quería casar con ella. Me tranquilizó y me dijo que se quedará conmigo ". Así lo reconoce ella: "Por un lado Lois se siente orgulloso y feliz. Por otro lado, es un poco de miedo de perderme. Pero no debería estar preocupado. Me quedo con él ". Beatrice Ercolini, redactora jefe de Elle Bélgica, la compara con Nicole Ritchie o Kim Kardashian pero la fama, como viene, puede irse.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos