Toyota C-HR, cinco estrellas Euro NCAP

Toyota C-HR, cinco estrellas Euro NCAP

El nuevo «crossover» ha obtenido un resultado sobresaliente en protecciones de ocupantes y sistemas de seguridad

El nuevo Toyota C-HR ha logrado la máxima puntuación, cinco estrellas, en las pruebas de seguridad efectuadas por el organismo independiente Euro NCAP. Destaca un resultado de sobresaliente en protección de ocupantes y en los sistemas de seguridad del nuevo modelo del segmento crossover.

El resultado global de los ocupantes adultos ha sido del 95 %, con un 77 % en protección de pasajeros infantiles, un 76 % en protección de peatones y un 78 % en asistencia a la seguridad. En su informe, Euro NCAP elogia al nuevo Toyota C-HR por su buen resultado en la prueba de impacto frontal y por alcanzar la máxima puntuación en los tests de choque lateral.

La nueva plataforma

Las exigentes colisiones que Euro NCAP somete al modelo ponen de relieve la resistencia y robustez de la carrocería del nuevo C-HR. Con una plataforma que representa la nueva arquitectura global de Toyota, y gracias a los refuerzos y el uso de acero de alta resistencia han permitido absorber y canalizar la fuerza generada en un impacto con una menor penetración en el habitáculo y por tanto con una mayor protección a los ocupantes.

Además, y como parte de la estrategia de la marca de anteponer la seguridad, el nuevo Toyota C-HR incluye de serie el denominado Toyota Safety Sense, un conjunto de sistemas de seguridad y ayuda a la conducción que incluye seguridad precolisión con detección de peatones, avisador de cambio involuntario de carril con corrección de dirección, control de crucero adaptativo, control de luces de carretera y reconocimiento de señales de tráfico.

El sistema de seguridad precolisión es el principal responsable de que el coche obtuviera la máxima puntuación en las pruebas a baja velocidad, tests que simulan la conducción en ciudad con el objetivo de evitar un choque por alcance en las diferentes velocidades de los ensayos efectuados.

En las pruebas a elevada velocidad, que imitan la circulación en autopista, el Toyota Safety Sense aportó buenos resultados, y evitó el impacto con el vehículo precedente en movimiento en todas las velocidades. En el caso de aproximación a un vehículo estacionado o uno en deceleración, también eludió la colisión en la mayoría de los casos y mitigó las consecuencias del choque en los demás.

La función de reconocimiento de peatones del sistema de seguridad precolisión mostró su eficacia al librar las colisiones con el peatón simulado en todas las pruebas a baja velocidad. A mayor velocidad, se evitó o se atenuó el impacto. En definitiva, unos resultados que demuestran que el Toyota C-HR tiene mucho más que ofrecer que su llamativo diseño.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos