SsangYong Korando, al gusto europeo

SsangYong Korando, al gusto europeo

Quinta generación del SsangYong Korando con un renovado diseño exterior e interior y un potente motor turbodiésel de 178 caballos

MANU CORTÉS

El nuevo SUV Korando, es el rival directo de modelos como el Hyundai IX35 o el Nissan Qasqhai, aunque con un precio de salida notablemente inferior que el de sus competidores (a igualdad de equipamiento y rendimiento de la motorización), que se lanza ahora con una profunda remodelación de su carrocería, muy al gusto europeo. En su quinta generación, el Korando representa muestra una importante evolución en el diseño, gracias a las mejoras introducidas en la carrocería.

Exteriormente, adopta las últimas formas del código de estilo ya visto en las recientes novedades de la marca, con un importante rediseño en distintos elementos como los faros delanteros con luces led diurnas, el capó, parrilla, el paragolpes delantero, las aletas delanteras ensanchadas, así como las nuevas llantas en dos colores de 18 pulgadas de diámetro.

Mejor calidad

En relación al interior, se modifica el volante, que es ahora multifunción y de nuevo diseño, el cuadro de instrumentos y el salpicadero, y el puesto de conducción es más ergonómico. Además, se ha mejorado la calidad y el tacto general del habitáculo, con nuevos paneles de puertas, así como con una nueva tonalidad en los pomos del cambio ya sea para el manual como para el automático.

La carrocería del nuevo Korando dispone de 18 centímetros de altura libre al suelo, con generosos ángulos de ataque y salida necesarios para la práctica de la conducción por pistas. Se puede elegir en configuración de tracción delantera o con tracción a las cuatro ruedas de tipo conectable, por 1.500 euros más. En esta última es posible bloquear el diferencial central al 50% hasta 40 km/h para circular por zonas de baja adherencia.

El equipamiento comprende los tres niveles de la marca conocidos como Line, Premium y Limited, los dos últimos con cajas de cambios manual o automática, y tracción delantera o a las cuatro ruedas. Desde el primer nivel, el nuevo Korando dispone de llantas de aleación, aire acondicionado, ordenador, retrovisores eléctricos, control de crucero, radio CD y Bluetooth.

La versión Premium (desde 22.250 euros) equipa además navegador, climatizador automático, faros antiniebla y sensor de luces y lluvia. El más completo Limited (por 24.250 euros) dispone como equipamiento adicional tapicería de cuero, techo solar, llantas más grandes y sensores de aparcamiento.

Respecto al equipamiento de seguridad, forman parte del equipo de serie en toda la gama los seis airbags, el control de estabilidad ESP, reposacabezas activos eléctricos y anclajes Isofix, además del sistema de monitorización de presiones de neumáticos y la ayuda de arranque en cuesta. El ESP integra varios sistemas de seguridad activa: antibloqueo de frenos (ABS), sistema activo antivuelco (ARP), asistencia a la frenada de emergencia (BAS), distribuidor electrónico de frenada y control de tracción.

Esta quinta generación del Korando ofrece la posibilidad de ser un auténtico SUV con buena predisposición a la conducción por pistas. Las capacidades como vehículo todoterreno son de las más equilibradas del segmento: distancia al suelo de 180 mm, ángulo de ataque de 22,8º, 28,2º de ángulo de salida, y 18,5º de ángulo ventral. Estas cotas le permiten ascender pendientes de hasta un 48 % de inclinación en la versión 4 x 4.

Turbodiésel D 22 T

ficha técnica ssangyong korando

Combustible: Gasóleo

Cilindros: 4 en línea

Cilindrada: 2.157 cm3

Potencia: 178 caballos

Tracción: Delantera o 4 x 4

Velocidad: 185 km/h.

Consumo: Desde 5,3 litros

Tracción: Delantera o 4 x 4

Cambio: Manual o automático, de 6 marchas

Largo: 4,41 m.

Ancho: 1,83 m.

Alto: 1,67 m.

Maletero: 486 litros

Garantía: 5 años o 100.000 km.

Precio: Desde 19.150 euros

Con un aspecto exterior más robusto, pero también dinámico, y unas dimensiones compactas, con 4,4 metros de longitud y una distancia entre ejes de 2,65 metros, permiten una más que correcta habitabilidad trasera y un maletero capaz de llevar casi 490 litros de capacidad.

Gracias al nuevo sistema de gestión electrónica de la inyección directa de combustible common rail y el turbo de geometría variable del propulsor turbodiésel de 2,2 litros de cilindrada del nuevo Korando, la potencia se va hasta los 178 caballos con un elevado par de 400 Newton metro que alcanza entre las 1.400 y 2.800 vueltas de giro del motor, lo que permite un buen rendimiento con unos consumos bastante contenidos (entre 5,3 y 8,6 litros, dependiendo del terreno y estilo de conducción). Cabe destacar que la distribución del árbol de levas se efectúa a través de una cadena, lo que reduce notablemente el coste de mantenimiento frente a la típica correa de distribución.

El cambio manual, ofrece un manejo suave con un escalonamiento de marchas acorde al uso al que se destinan este tipo de vehículos, una primera corta para sobrepasar obstáculos fuera de la carretera y una sexta larga para desahogar el motor en carretera y reducir el consumo. Además, incorpora un indicador de marcha insertada que avisa al conductor del momento óptimo para cambiar de marcha con la finalidad de reducir el consumo de combustible.

Con relación al cambio automático secuencial de seis marchas (con un coste de 1.500 euros más que la versión con caja manual), destacar su suavidad gracias a la mejora de la gestión electrónica que adapta los cambios de marcha en función de las condiciones de la carretera, altitud, presión atmosférica, temperatura del aceite de la caja de cambios y condiciones de frenada. El manejo secuencial se puede realizar a través del pomo de la palanca con el dedo pulgar o con pulsadores a cada lado del volante para subir o bajar marcha; además, incorpora un botón de selección de modo invierno para su empleo en las peores condiciones de adherencia.

La suspensión se muestra bastante eficaz y cómoda para el conductor y pasajeros, absorbiendo cualquier irregularidad del terreno fácilmente, sin rebotes, gracias a la utilización de un esquema tipo Mac Pherson independiente en el eje delantero, mientras que el trasero monta un sistema multibrazo.

Ventajas de la tracción integral

En condiciones normales de conducción, la versión con tracción 4 x 4 del Korando envía un 100 % de la potencia disponible al eje delantero para reducir el consumo de combustible. No obstante, siempre que aparezcan pérdidas de tracción o simplemente ante el aumento de la necesidad de mayor agarre en el eje delantero, el sistema envía potencia de forma automática al eje trasero, convirtiéndose en un 4 x 4 puro y garantizando una conducción segura y estable.

Para situaciones de muy baja adherencia, equipa un bloqueo de diferencial central para velocidades de uso de hasta 40 km/h. Con el diferencial central bloqueado, el sistema de tracción reparte el par entre los ejes delantero y trasero en una proporción 50/50. Esta tecnología, también funciona perfectamente para proporcionar una salida suave y segura cuando se arranca en una fuerte pendiente.

Cabe destacar también la nueva la dirección asistida eléctrica EPS con endurecimiento progresivo, imprescindible para reducir el consumo de combustible, ya que regula la demanda de energía al mínimo durante su funcionamiento. Aemás posee una gestión activa de la dureza de la dirección ofreciendo la máxima asistencia al aparcar y un tacto más rígido en carretera, un gran avance con respecto a los sistemas tradicionales de dirección asistida hidráulica.

 

Fotos

Vídeos