Desde octubre, los niños pequeños deben ir en los asientos traseros

Desde octubre, los niños pequeños deben ir en los asientos traseros

Se prohíbe circular con menores de estatura igual o inferior a 1,35 metros en las plazas delanteras del vehículo

El Reglamento General de Circulación aporta novedades desde el 1 de octubre de este año. En concreto, a la seguridad de los menores que viajen en el interior de los vehículos, al uso del cinturón de seguridad, los sistemas de retención infantil homologados y la colocación de los pequeños en las plazas traseras de los coches.

En su artículo 117, el Reglamento General de Circulación establece la prohibición de circular con menores de estatura igual o inferior a 135 centímetros situados en los asientos delanteros del vehículo salvo que utilicen dispositivos homologados al efecto. También obliga a utilizar a conductores y ocupantes de vehículos los cinturones de seguridad, debidamente abrochados, y otros sistemas de retención homologados tanto en la circulación por vías urbanas como interurbanas.

La asesoría jurídica Pyramid Consulting recuerda que en el caso de los sistemas de retención infantil, la particularidad principal es la altura. Se deben emplear sillas para niños cuya estatura sea igual o inferior a 1,35 metros, con la salvedad de que deben ir colocadas en el asiento trasero del vehículo.

Esta situación, en caso de no cumplirse, será un nuevo motivo de multa de tráfico (200 euros y pérdida de tres puntos del permiso, además de la inmovilización del vehículo) a partir de octubre por incumplimiento a lo que marca desde ahora en el artículo 117 del Reglamento General de Circulación.

Las únicas excepciones que se contemplan dentro de esta nueva normativa en referencia a los menores y su traslado en el interior de vehículos, son que el vehículo no disponga de asientos traseros, que todos los asientos traseros estén ocupados también por menores de estatura igual o inferior a 135 centímetros o cuando en los asientos traseros no sea posible instalar el sistema de retención infantil.

Respecto a la utilización del cinturón de seguridad, la ley contempla también salvedades, tales como maniobras de marcha atrás, por razones médicas o en el ejercicio de determinadas profesiones. Para recurrir una multa de tráfico dentro de las citadas situaciones, se tendrá que presentar la documentación pertinente que avale esa justificación y se podría retirar la denuncia.

El objetivo de la nueva normativa es concienciar de la importancia que tiene el uso de sistemas de seguridad infantil, y aumentar las probabilidades de que los niños salgan ilesos en caso de accidente. Se trata de imponer como prioridad que el menor que no alcance esa estatura ocupe siempre el asiento trasero del vehículo, por cuanto la posibilidad de sufrir lesiones en caso de impacto es considerablemente menor que al ir sentado en el asiento delantero.

Según los datos de Tráfico en el año 2014 un 23 % de los fallecidos usuarios de turismos en carretera no utilizaban el cinturón de seguridad, porcentaje que se incrementaba hasta el 30 % en el caso de zonas urbanas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos