Renault Clio, renovación total

Renault Clio, renovación total

Nuevo Renault Clio, más eficiente y seguro, desde 11.450 euros

MANU CORTÉS

El polivalente Renault Clio ha sido una referencia en su segmento desde 1990 y prueba de ello son los 13 millones de unidades vendidas en todo el mundo durante este periodo, más de un millón en nuestro país. A mediados del mes de septiembre próximo, el nuevo Clio renovará completamente su gama, tanto en las carrocerías berlina de cinco puertas y Sport Tourer familiar, como en su modelo deportivo R.S.

El nuevo Clio ha mejorado mucho el diseño exterior, gracias a la incorporación de la firma luminosa delantera y trasera que refleja la nueva identidad de marca del rombo y que ya luce en todos los últimos lanzamientos de la marca (Megane y Talismán), caracterizada por las luces de día led en forma de C. También dispone, en las versiones R.S., en primicia mundial, un innovador sistema de iluminación adicional de leds reflectores que reagrupa la función de faros antiniebla, visión lateral, cruce y largas, obteniendo un 40 % de alcance visual adicional.

En lo referente al equipamiento interior, el Clio renueva numerosos detalles. En primer lugar, por los nuevos materiales de alta calidad en todas las zonas del interior del habitáculo: salpicadero, volante, palanca de cambios, reposabrazos y paneles de puertas. Asimismo, se han rediseñado los asientos, ahora más envolventes y confortables, que ofrecen una mejor sujeción lateral y que se han dotado de nuevas tapicerías, que progresan en calidad en todas las versiones y que incluyen ahora terciopelo.

Por primera vez en un modelo Renault del segmento B, el Clio ofrece la posibilidad de optar por la calidad del sonido Bose que da paso a una experiencia acústica superior. Más conectado, desde el primer nivel de equipamiento, el dispositivo R & Go del Clio es un sencillo e ingenioso sistema que conecta de forma instantánea con el smartphone del usuario para acceder a las funciones más útiles a bordo del vehículo.

En la calle y en los circuitos

Renault Clio r.s.

Renault enriquece su gama Clio con la versión deportiva R.S. (desde 24.300 euros), disponible en dos motorizaciones: 200 caballos EDC, (chasis Sport o Cup) y 220 caballos EDC Trophy. Así pues, Clio R.S. ofrece prestaciones excepcionales gracias a su motor 1.6 gasolina turbo acoplado a la caja automática de doble embrague de seis marchas con palancas en el volante.

También un equipamiento inédito en su segmento con detalles como el sistema R.S. Drive con tres modos de conducción: (normal, sport o race), a la aplicación R.S. Monitor que controla e informa instantáneamente de todos los parámetros de funcionamiento del chasis o el motor con una tecnología derivada directamente de la Fórmula 1.

Además, es el único modelo de su segmento que propone tres tipos de chasis: Sport, asociado a unas llantas de 17 pulgadas, que da prioridad a la polivalencia y al uso diario; un chasis Cup más rígido, asociado a unas llantas de 18 pulgadas, que ofrece un buen compromiso entre la conducción en carretera y el circuito; y un chasis Trophy, asociado a unas llantas de 18 pulgadas, claramente orientado al pilotaje y rebajado 20 mm en la parte delantera y 10 mm en la parte trasera.

La parte delantera del nuevo Clio R.S. parece ahora más ancha, gracias a un paragolpes específico, con el nuevo sistema de ópticas de led multireflectores, con unas prestaciones de iluminación de alto nivel. La versión R.S. monta también llantas de hasta 18 pulgadas de diámetro y unos bajos laterales de carrocería específicos. En la parte trasera, el vehículo incorpora un alerón de techo deportivo, un difusor de aire funcional y una doble salida de escape.

El Clio R.S. Trophy puede equiparse con un sistema de escape exclusivo (fabricado en colaboración con la firma Akrapovic), que proporciona al motor una sonoridad inmediatamente reconocible a la vez que dinamiza las subidas de régimen de giro del propulsor. La versión Trophy 220 CV obtiene unas sobresalientes prestaciones: apenas 6,6 segundos para pasar de 0 a 100 km/h; 14,5 segundos para recorrer 400 metros (desde parado) y una velocidad máxima de 235 km/h.

Esas funciones se organizan en cuatro universos: navegación, teléfono, multimedia y vehículo. En las versiones superiores de la gama, se ofrece el sistema Renault R-LINK Evolution y sus servicios conectados, que utiliza una tablet dotada de una pantalla capacitiva de 7 pulgadas que permite, como en un smartphone, aumentar, reducir o desplazar la imagen con un simple toque de los dedos para acceder a múltiples posibilidades de configuración del vehículo.

El nuevo Clio está dotado de una serie de sensores dispuestos alrededor del vehículo que lo hacen especialmente manejable y práctico. Además del radar de marcha atrás, se propone -según las versiones- un radar delantero y cámara de marcha atrás para aparcar. El dispositivo Easy Park Assist, disponible en las versiones superiores, ayuda al conductor en las maniobras de aparcamiento en línea o en batería (a 90 o a 45 grados); cuando el vehículo circula por debajo de 30 km/h, el sistema detecta cualquier plaza disponible adaptada al tamaño del coche. Una vez detectada la plaza, el sistema calcula y se encarga de la trayectoria del vehículo; el conductor no necesita actuar en el volante, solo se ocupa de la aceleración, del freno y del cambio de marchas.

El nuevo Clio añadirá a finales de este año a su actual gama de motores diésel el nuevo Energy 1.5 litros dCi 110, acoplado a una caja manual de seis velocidades. Equipado con el sistema de arranque y parada automática del motor Stop & Start y el sistema de recuperación de energía al frenar y al desacelerar, este propulsor emite 90 gramos de CO2 por kilómetro (exención total del impuesto de matriculación en España) con un consumo de 3,5 litros a los 100 km para una potencia de 110 caballos.

Este motor se basa en una nueva arquitectura de turbo de baja inercia que le otorga tiempos de respuesta muy cortos a bajo régimen. Asimismo, se vende una nueva variante con el motor gasolina Energy TCe 120 caballos (desde 15.900 euros), con cambio manual de seis velocidades, que, gracias a las tecnologías de la inyección directa, del turbo y del Stop & Start, emite 118 gramos de CO2 por km, asegurando la exención completa del impuesto de matriculación, con un consumo medio de apenas 5,3 litros.

 

Fotos

Vídeos