BMW X7, el Rolls de los SUV

BMW X7, el Rolls de los SUV

El BMW X7 es el primer coche que fusiona la presencia y exclusividad de un automóvil de lujo, con la versatilidad de conducción características de un todoterreno

MANU CORTÉS

El último y más grande modelo de la gama BMW X emplea su tecnología de motores y bastidor, el generoso espacio en cada una de sus tres filas de asientos, el ambiente prémium y un equipamiento vanguardista, para ofrecer una experiencia de conducción y un interior sin competencia. Las grandes dimensiones exteriores del nuevo X7 elevan el lujo a un nuevo nivel.

Con una longitud de 5,15 metros, una anchura de dos metros, una altura de 1,80 m y una enorme distancia entre ejes de 3,10 m, se convierte en el nuevo portaestandarte de la gama BMW X. La impactante presencia del nuevo BMW X7 está realzada por su gran frontal de proporciones verticales, que también acentúan su carácter único y los numerosos elementos cromados de la carrocería.

El X7 viene de serie con luces led y la iluminación BMW Laserlight es opcional. Este sistema emplea un proyector de largo alcance con haz selectivo mediante láser para optimizar las luces de carretera, y gracias a ello el alcance de las luces largas -no deslumbrantes- se ha aumentado hasta los 600 metros.

Tres filas de asientos

La impresionante amplitud del interior del BMW X7 y las tres filas de asientos (para siete ocupantes) ofrecen una excepcional percepción de habitabilidad, dentro de un ambiente de elegancia. El conjunto de pantallas de nuevo diseño que forma parte del sistema BMW Live Cockpit Professional también es equipamiento de serie, incluyendo el Control Display y una instrumentación totalmente digital, cada una de ellas con una pantalla de 12,3 pulgadas.

Agrupados en la consola central se encuentran el iDrive Controller, el selector de marchas de nuevo diseño, los interruptores del Driving Experience Control, el mando del freno eléctrico de estacionamiento y los mandos para los reglajes de la suspensión neumática y los modos de conducción para circular por pistas y firmes deslizantes.

Con la totalidad de los siete asientos disponibles para su utilización, el nuevo X7 dispone de un maletero de 326 litros de capacidad. Esta cifra aumenta hasta 2.120 litros cuando se pliegan los respaldos de los asientos de la segunda y tercera fila. La suspensión neumática, de serie, permite bajar la altura del coche desde un botón en el maletero y facilitar así la carga. El nuevo BMW X7 tiene un portón trasero dividido en dos secciones, ambas con apertura y cierre de accionamiento eléctrico. Gracias al acceso confort, el portón se abre y cierra automáticamente con función manos libres.

Con sus potentes motores, el sistema BMW xDrive de tracción inteligente a las cuatro ruedas (que ahora varía el reparto el par motor entre las ruedas delanteras y traseras con mayor precisión que nunca) y una nueva tecnología de puesta a punto del chasis, el X7 ofrece una perfecta combinación de dinamismo, aplomo y versatilidad que no tiene parangón en el segmento de lujo de los vehículos SUV.

Ficha técnica BMW X7

Modelo:
X Drive 40i / X Drive 30d
Combustible:
Gasolina / Gasóleo
Nº de cilindros:
6 en línea
Cilindrada:
2.998 cm3 / 2.993 cm3
Potencia:
340 caballos / 265 caballos
Par motor:
450 Newton metro / 620 Newton metro
Velocidad:
245 km/h. / 227 km/h.
0 a 100 km/h.:
6,1 segundos / 7,0 segundos
Consumo:
8,7 litros / 6,5 litros
Emisiones:
198 g/km. / 171 g/km.
Largo:
5,15 m.
Ancho:
2,00 m.
Alto:
1,80 m.
Maletero (7 plazas ocupadas):
326 litros
Precio (desde):
99.950 euros / 98.950 euros

La gama de motorizaciones en el lanzamiento incluye un motor seis cilindros gasolina, con tres litros de cilindrada, 340 caballos de potencia, para el X7 xDrive40i (desde 99.950 euros); y un seis en línea turbodiésel, también con tres litros de cubicaje y 265 caballos, para animar al X7 xDrive30d (desde 98.950 euros). También está disponible la versión X7 X Drive 50D, con motor turbodiésel de 400 caballos, como tope de gama por 124.000 euros.

Todos los motores canalizan su fuerza a través de una caja de cambios automática Steptronic de ocho velocidades. El sistema de control de emisiones para los motores de gasolina incluye un filtro de partículas que minimiza la emisión de micropartículas, mientras que los diésel equipan un catalizador con inyección de Adblue para reducir la emisión de óxidos de nitrógeno. Con todo este equipamiento, todas las variantes de modelo del BMW X7 cumplen con la rigurosa normativa de emisiones Euro 6d.

El confort de marcha del nuevo BMW X7 está incrementado por la suspensión neumática en los dos ejes con nivelación automática, que es de serie. El suministro de aire de la suspensión está controlado individualmente para cada rueda, empleando un compresor eléctrico especialmente silencioso con depósito de presión, lo que hace posible nivelar un coche cargado de forma desigual. Cuando está conectado el modo de conducción Sport, o se superan los 138 km/h, la altura al suelo de la carrocería se reduce automáticamente 20 milímetros.

El conductor también puede ajustar manualmente la distancia de la carrocería al suelo -para conducción off-road, por ejemplo- pulsando un botón para elevarla en dos fases hasta un máximo de 40 milímetros sobre el reglaje estándar. Otro mando en el maletero activa un modo 'carga' que rebaja la altura de la carrocería 40 milímetros.

Driving Assistant Professional

El Driving Assistant Professional (opcional) del X7 es una combinación de sistemas de asistencia que hacen la conducción lo más segura y cómoda posible. Este completo conjunto de sistemas incluye ayuda en el cambio de carril con asistente para atascos, así como asistente para la permanencia en el carril con protección activa contra colisiones laterales. Este dispositivo, que utiliza la señalización horizontal de la carretera y a los vehículos que circulan por delante para orientarse, trabaja en conjunto con el conductor para mantener al vehículo en el carril detectado, y capaz de ayudarle a guiar el coche a través de pasos estrechos, como zonas de obras en la carretera. La gama de sistemas de asistencia también comprende la alerta de tráfico cruzado, que reduce el riesgo de colisión cuando se circula hacia adelante o marcha atrás hacia una intersección donde la visibilidad es reducida.

La dotación de serie en el BMW X7 incluye el BMW Intelligent Personal Assistant, un ayudante digital que responde a la llamada 'Hola BMW' y constituye el inicio de una era en la que, solamente hablando, los conductores serán cada vez más capaces de operar sus vehículos y acceder a sus funciones e información. Este novedoso sistema, aprende rutinas y hábitos; gracias a ello, es capaz de aplicarlos en el contexto apropiado. Ayuda al conductor, aprende sus preferencias y conoce sus ajustes favoritos; por ejemplo, la calefacción del asiento o los lugares a donde se dirige frecuentemente con el navegador.

También conoce las funciones del vehículo y es capaz de activarlas si se solicitan. El asistente se enriquecerá con actualizaciones técnicas constantes y será capaz de aprender más sobre las predilecciones y ajustes preferidos. El asistente irá mejorando con cada comando que se le dé, cada pregunta hecha y cada ajuste seleccionado. El Intelligent Personal Assistant es, en pocas palabras, el copiloto ideal.