Hyundai Santa Fe, un gran salto adelante

Hyundai Santa Fe, un gran salto adelante

El nuevo Santa Fe, con la vista puesta en los SUV grandes de las marcas prémium alemanas

MANU CORTÉS

Desde el lanzamiento de la primera generación del Santa Fe, en 2001, Hyundai ha vendido más de 1,6 millones de SUV en Europa, convirtiéndose en una marca muy asentada en dicho segmento de mercado, de los que más de 400.000, en los últimos 17 años, corresponden al Santa Fe. La cuarta generación tiene el propósito de seguir convenciendo a los clientes con su diseño prémium, más espacio y su avanzada tecnología.

También ofrece uno de los mejores equipamientos de seguridad de su clase, una gran habitabilidad e innovadores elementos de confort. El diseño del nuevo Santa Fe muestra una apariencia moderna y elegante, complementada por una nueva parrilla con efecto en cascada, ambos sellos de identidad de la familia SUV de Hyundai.

Las dimensiones exteriores hacen que la nueva generación del Santa Fe parezca aún más prominente. Con una longitud de 4,77 metros, un ancho de 1,89 m y una gran distancia entre ejes de 2,76 m, tiene una presencia más contundente en la carretera y proporciona mayor comodidad a los pasajeros. Los ocupantes de las plazas delanteras disfrutan de unos asientos con unos cojines extensibles y ajustables en diez posiciones diferentes.

El nuevo Santa Fe aumenta la comodidad para los pasajeros de la segunda y tercera fila. En la segunda fila, el espacio para las piernas aumenta en 38 mm y el asiento es 18 mm más alto. El acceso de los pasajeros a la tercera fila ha sido mejorado, incrementándose el espacio para las piernas en 22 milímetros. El volumen del maletero ha mejorado en 40 litros y ahora la capacidad alcanza los 625 litros con mejor flexibilidad.

En cuanto a la transmisión, el coche dispone del sistema de tracción total HTRAC con optimización del reparto de par motor, en función de la adherencia del neumático y la velocidad del vehículo. Esta nueva generación de tecnología de tracción a las cuatro ruedas es capaz de controlar el reparto de par, así como la fuerza de frenada del eje delantero y trasero de manera variable. Todo ello permite que se pueda circular en cualquier tipo de situación, ya sea sobre nieve, carreteras resbaladizas o en condiciones normales de uso, mejorando al mismo tiempo la estabilidad en el paso por curva.

Tres motores

La gama de motores ofrece la posibilidad de elegir entre dos turbodiésel y uno de gasolina. Todas las mecánicas han sido verificadas para cumplir con los nuevos estándares de emisiones Euro 6d, lo que repercute en una mejor eficiencia del combustible. El propulsor turbodiésel 2.0 litros CRDi está disponible con 150 caballos de potencia asociado a una caja de cambios manual de seis velocidades; el consumo promedio de combustible es de apenas 5,6 litros.

El segundo propulsor diésel es el 2.2 litros CRDi, que entrega 200 caballos y reduce casi un 4 % el consumo de combustible con respecto a la anterior versión. Esta mecánica puede ir acoplada a un sistema de tracción delantera o a las cuatro ruedas y, también, a un cambio manual de seis relaciones o a uno automático de ocho marchas completamente nuevo. El consumo de combustible medio se cifra entre los 6,1 y los 6,3 litros, dependiendo del tipo de caja de cambios que se utilice.

Ficha técnica Hyundai Santa Fe 2.0 CRDi / 2.2 CRDi

Combustible:
Gasóleo
Motor:
4 cilindros
Cilindrada:
1.995 cm3 / 2.199 cm3
Potencia:
190 caballos / 205 caballos
Velocidad:
215 km/h. / 213 km/h.
0 a 100 km/h.
10,3 segundos / 9,3 segundos
Emisiones CO2:
147 gr/km. / 150 gr/km.
Consumo:
5,6 litros / 5,7 litros
Largo:
4,77 m.
Ancho:
1,89 m.
Alto:
1,68 m.
Maletero:
625 litros
Precio:
36.900 euros / 40.900 euros

Por su parte, el motor de gasolina de 2,4 litros de cilindrada desarrolla 185 CV, con un consumo medio de 9,4 litros. Hyundai lanzará próximamente dos propulsores alternativos para el Santa Fe: un híbrido y un híbrido enchufable.

Conducción segura

Para cumplir con los estándares europeos de seguridad, la cuarta generación del Santa Fe dispone de uno de los mejores equipamientos de su clase. Los distintos dispositivos que ofrece forman parte de la tecnología de asistencia a la conducción a través del sistema Hyundai Smart Sense y comienzan con la innovadora alerta de pasajeros en las plazas posteriores que supervisa los asientos traseros para detectar cuándo los pasajeros abandonan el vehículo sin conocimiento del conductor.

Otra de las primicias el asistente de prevención de colisión por tráfico cruzado trasero; cuando el vehículo circula marcha atrás en una zona de baja visibilidad, el sistema no sólo avisa al conductor de si un peligro se acerca desde uno de los laterales, sino que también actúa sobre los frenos Por su parte, el asistente de salida segura previene accidentes cuando un vehículo se aproxima desde la parte trasera bloqueando temporalmente las puertas antes de ser abiertas, permitiendo una salida segura del automóvil cuando la situación de peligro ha pasado.

También equipa con una función de prevención de colisión frontal con detección de peatones. Se trata de un sistema que alerta a los conductores sobre situaciones de emergencia y frena de forma autónoma si es necesario. Usando el radar frontal y los sensores de la cámara, opera en tres etapas. Inicialmente advierte al conductor de forma visual y acústica. Posteriormente controla el freno de acuerdo con la intensidad del peligro de colisión. Por último, aplica la fuerza máxima de frenado para evitar una colisión o minimizar el daño cuando ésta es inevitable. El sistema se activa al detectar un coche o un peatón frente al automóvil y funciona a velocidades de 10 km/h o superiores.

En el nuevo Hyundai Santa Fe se ofrece un completo conjunto de funciones de conectividad, el sistema de información y entretenimiento opcional, con pantalla de ocho pulgadas, integra todas las funciones de navegación, multimedia y conectividad, como Apple CarPlay y Android Auto. Por su parte, la función Display Audio permite a los pasajeros cambiar el contenido de su «smartphone», a través de la pantalla de siete pulgadas del sistema. También incluye un nuevo «head-up display», que proyecta la información de conducción y seguridad en el parabrisas. Sus ocho pulgadas de imagen permiten reconocer y visibilizar la información de una forma rápida y fácil mientras el conductor mantiene la atención en la carretera.

Completan los dispositivos de seguridad activa un asistente de mantenimiento de carril que alerta al conductor sobre movimientos inseguros a más de 60 km/h. Cuando eso sucede, suena una alarma antes de que el automóvil se mueva sobre líneas blancas, grises y azules, así como sobre las bandas sonoras laterales de la carretera; así, advierte acústica y visualmente al conductor antes de inducir una corrección del volante para guiarle a una posición segura. Usando el radar, la advertencia de colisión en punto ciego también controla las esquinas traseras del Santa Fe y, si se detecta otro vehículo, aparece una alerta visual en los espejos retrovisores y una señal bastante audible. Esto también se aplica a las situaciones de cambio de carril en las que se detecta un vehículo.

 

Fotos

Vídeos