Peugeot 3008, cambio radical

Peugeot 3008, cambio radical

El nuevo Peugeot 3008 únicamente coincide con el modelo precedente en el logotipo de la marca

MANU CORTÉS

El nuevo Peugeot 3008 entra de lleno en el mercado de los SUV del segmento C, una categoría que está viviendo una fuerte expansión en todas las regiones del mundo. Tanto por su revolucionario Peugeot i-Cockpit de última generación como por su diseño inspirado, su arquitectura optimizada o sus tecnológicos equipamientos de última generación, el nuevo SUV de Peugeot, que se lanzará en nuestro mercado a mediados del mes de octubre (con un precio de lanzamiento estimado, no oficial, desde 20.000 euros incluidas ayudas y promociones), tiene el objetivo de imponerse como uno de los protagonistas de su segmento.

Desde hace varios años, el mercado SUV está en plena expansión (las ventas de SUV se han multiplicado casi por tres desde 2009), siendo hoy el más importante y el más diverso con multitud de marcas y modelos disputándose una parte de la suculenta tarta.

Sin duda, la seña de identidad más destacable del nuevo Peugeot 3008 se encuentra en su interior, a los mandos del nuevo i-Cockpit. El salpicadero, espectacular y futurista, capta inmediatamente la mirada y es la última evolución de un concepto innovador dentro de los códigos establecidos de lo que debe ser un puesto de conducción, con todos sus elementos optimizados para ofrecer el máximo confort, precisión y concentración al conductor, todo ello con un diseño muy high-tech.

El volante es ahora aún más compacto, con un nuevo diseño que incorpora dos zonas planas, que aseguran una mejor sujeción. Libera, aún más, el campo visual y el espacio para las piernas del conductor. La atención que se ha prestado a los materiales y a los detalles, con un volante en cuero desde el segundo nivel de acabado, inserciones cromadas y adornos de color negro brillante, le dan un alto nivel de calidad percibida.

La gran pantalla táctil de 8 pulgadas de diámetro actúa como una tablet situada en el centro del salpicadero. Incorpora tecnología capacitiva, para lograr una mayor reactividad y un uso más práctico. La acompañan seis interruptores, que imitan a las teclas de un piano, y permiten un acceso directo a las principales funciones de confort: radio, climatizador, navegador, parámetros del vehículo, telefonía y aplicaciones móviles.

La instrumentación se sitúa en una lámina digital de alta resolución de 12,3", con unos gráficos futuristas. Totalmente personalizable, este cuadro de instrumentos reúne todo lo que el conductor necesita tener directamente en su campo visual. Sus cinco modos de visualización, accesibles desde un mando en el volante, permiten que el conductor construir un cuadro de instrumentos "a la carta". El modo "Personal", configurable desde la pantalla táctil, permite elegir entre un amplio abanico de datos, desde el navegador a las ayudas a la conducción, pasando por los parámetros del motor, el ordenador de a bordo, datos dinámicos, etc. La estética de cada configuración está realzada por unas animaciones y transiciones muy originales.

Sensación de fuerza

El exterior del nuevo Peugeot 3008 expresa una sensación de fuerza. Las líneas son limpias, con la amplia calandra con facetas cromadas como gran protagonista. El capó nervado, largo y horizontal, confiere robustez al conjunto. La carrocería se ha elevado y la proporción de superficies metálicas y acristaladas ha aumentado considerablemente, creando un perfil más ligero.

Además, se ofrece ahora (disponible como opción desde el segundo nivel de acabado), un techo negro brillante, subrayado por un embellecedor de acero inoxidable de serie, que llega hasta el alerón trasero. Este techo es un elemento estilístico clave en el diseño del vehículo, que le proporciona aún más personalidad.

Más seguro

Sistemas de asistencia

Los sistemas avanzados de asistencia a la conducción de última generación del 3008 disminuyen las fuentes de riesgo en carretera con un arsenal de equipamientos de seguridad: frenada automática de emergencia, alerta de riesgo de colisión, alerta activa de cambio involuntario de carril, alerta de atención del conductor, encendido automático de las luces de carretera, reconocimiento de las señales de límite de velocidad, regulador de velocidad activo, avisador activo de vigilancia de ángulo muerto de cisión trasera y, en circulación urbana, asistencia en algunas maniobras, como el Visio Park (visión 360º) o la última generación del sistema de ayuda al aparcamiento Park Assist.

La función Distance Alert (alerta de riesgo de colisión) permite avisar al conductor cuando su vehículo corre el riesgo de colisionar con el vehículo que tiene delante o con un peatón en la calzada. El Active Safety Brake (freno automático de urgencia) actúa después de esta alerta, si el conductor no reacciona con la rapidez adecuada y no activa los frenos del vehículo. De este modo, sin necesidad de acción por parte del conductor, contribuye a evitar una colisión o a limitar su gravedad, al reducir la velocidad del vehículo. El sistema tiene en cuenta tanto los vehículos que circulan en el mismo sentido como los que están parados, además de los peatones presentes en la vía (las bicicletas, motos, animales y objetos no se detectan). El Active Safety Brake entra en funcionamiento si la velocidad del vehículo está entre los 5 km/h y los 140 km/h, al detectar un vehículo en movimiento; si la velocidad no supera los 80 km/h, al detectar un vehículo inmóvil; si la velocidad no supera los 60 km/h, al detectar un peatón.

Gracias a la nueva plataforma y suspensiones, el nuevo SUV de la marca del león ofrece una excelente síntesis entre confort y prestaciones. Además, la reducción del peso (casi 100 kilos menos que la media de sus rivales más destacados), con unos 1.350 kilos en orden de marcha, conlleva un menor consumo y un aumento de la seguridad pasiva y las prestaciones.

Con una longitud de 4,45 metros, el nuevo 3008 se sitúa en el centro de su segmento. Esta cifra es ocho cm mayor que en la generación anterior, sobre todo por el aumento de la distancia entre ejes que, con 2.675 mm, crece 62 mm respecto al antiguo 3008, lo que redunda en una mayor habitabilidad. Con una anchura de 1,84 m (la misma que en la generación anterior, pero con un mayor espacio interior) la altura del nuevo Peugeot 3008 alcanza los 1,62 m (barras de techo incluidas), unas cifras que hablan de una aerodinámica destacable y de una excelente habitabilidad a la altura de la cabeza.

La gama de motores está compuesta por dos de gasolina (1.2 litros de 130 caballos y 1.6 THP turbo de 165 CV) y cuatro turbodiésel (1.6 litros 100 CV, 1.6 litros 120 CV, 2.0 litros 150 CV y 2.0 litros 180 CV). Todos cuentan con el sistema start/stop de encendido y apagado automático del motor en semáforos y retenciones.

La caja de cambios de serie es manual, de cinco o seis marchas, en función del motor que monte la versión, en todas las versiones, excepto en las dos más potentes (1.6 turbo gasolina de 165 CV y 2.0 turbodiésel BlueHDI de 180 caballos), que disponen de caja automática de seis marchas. En todos los modelos, la tracción es a las ruedas delanteras.

El nuevo 3008 es un SUV, con cualidades para salir del asfalto y desenvolverse con soltura sobre superficies deslizantes, particularmente gracias a la ayuda a la motricidad Advanced Grip Control, que cuenta con sistema antipatinado optimizado con cinco modos de adherencia (normal, nieve, barro, arena y control de estabilidad ESP desconectado) gestionados por un mando situado en la consola central.

También cuenta con una nueva función de ayuda a los descensos, que permite controlar perfectamente y de un modo seguro, el vehículo y su trayectoria en pendientes inclinadas. El sistema es innovador, porque puede mantener el vehículo a velocidades muy bajas (3 Km/h), aportando control y seguridad en situaciones críticas.

La conectividad es otro de los puntos fuertes del nuevo 3008. Se puede navegar con total seguridad, gracias a equipamientos como la función Mirror Screen (permite duplicar la pantalla del teléfono en la pantalla táctil del vehículo), la recarga del smartphone por inducción, o la navegación 3D conectada, que ofrece un realismo máximo, al representar los edificios y los monumentos teniendo en cuenta la inclinación del terreno.

Con un simple movimiento en un mando del volante, su información puede pasar directamente de la pantalla táctil al cuadro de instrumentos digital, para una mayor legibilidad. Con el sistema TomTom Traffic, su conectividad permite visualizar, en tiempo real, situaciones relevantes para el tráfico y la conducción y acceder a información actualizada sobre el tiempo, aparcamientos, gasolineras, etc.

El nuevo Peugeot 3008 ofrece una gran polivalencia. Ante una carga poco habitual, la banqueta abatible por secciones 2/3-1/3 libera un suelo plano. Si se necesita compartimentar el maletero o hacer más fácil la carga, el suelo corredero de dos posiciones permite optimizar fácilmente el volumen del maletero e, incluso, sentarse en él. Ante un objeto particularmente largo, la posición tableta del asiento del copiloto permite despejar espacio hasta alcanzar los tres metros de longitud.

El apoyabrazos central de la banqueta trasera oculta una trampilla para esquís en todas las versiones. Esta funcionalidad puede completarse con un portón manos libres, que permite, con un simple movimiento del pie bajo el paragolpes trasero, abrir o cerrar el portón motorizado. Como la habitabilidad interior, el volumen del maletero se encuentra entre los mejores del segmento, con un total de 520 litros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos