Opel Crossland X, el monovolumen ha muerto, viva el SUV

Opel Crossland X, el monovolumen ha muerto, viva el SUV

Nuevo Opel Crossland X, un coche “ciudadano” con el diseño de un todocamino

MANU CORTÉS

Dentro del segmento medio de vehículos SUV, uno de los modelos pioneros y de los más vendidos es el Opel Mokka X. El nuevo Crossland X añadirá un estímulo adicional a este nuevo tipo de vehículos de rápido crecimiento, sustituyendo de paso al monovolumen Meriva (un tipo de coche al que casi todas las marcas parecen dar por muerto).

Compacto por fuera, muy espacioso y versátil por dentro, con una carrocería en dos colores, este crossover urbano ofrecerá a finales de este mismo año una versión de mayor tamaño, denominada Granland X.

Hasta mediados de mayo, Opel no comunicará los precios del Crossland X y las ventas comenzarán la segunda semana del mes de junio, pero la marca ha avanzado que las versiones de inicio de acceso a la gama, con el motor de gasolina de 82 CV de potencia, podrían situarse en torno a los 18.000 euros.

Motores PSA Peugeot-Citroën

Todos los propulsores del Crossland X son de origen PSA Peugeot-Citroën, el grupo automovilístico francés que recientemente ha adquirido la marca Opel. En los primeros meses de la comercialización estarán disponibles tres motores de gasolina, de 1.2 litros de cilindrada (82 CV), 1.2 litros turbo (110 CV) y 1.2 litros turbo de 130 caballos de potencia. En gasóleo, el motor de cuatro cilindros y 1.6 litros de cilindrada se ofrecerá en dos variantes de potencia, con 100 y 120 caballos.

En otoño, se incorporará a la gama una variante del propulsor de tres cilindros, con 1.2 litros de cilindrada y 82 caballos de potencia (el mismo que montan los Peugeot 2008), con posibilidad de utilizarlo indistintamente con gasolina o con GLP. Los Crossland X montarán de serie cajas de cambio manuales de cinco o seis marchas, con una automática de seis velocidades como opción.

Conducción asistida, máxima seguridad

innovación

Los viajes se pueden realizar de forma mucho más cómoda y segura con las numerosas modernas tecnologías y sistemas de asistencia disponibles para el nuevo Opel Crossland X. Los innovadores faros con tecnología led aseguran una increíble visibilidad en la oscuridad. Las funciones como la luz de curva, el asistente de luces largas y el mantenimiento automático de la nivelación garantizan la óptima iluminación de la carretera. La pantalla de proyección (Head-up Display) opcional reduce el riesgo de distracciones y proyecta los datos más importantes relativos a velocidad, navegación y sistemas de asistencia, en la misma línea de visión del conductor.

La cámara frontal de seguridad Opel Eye procesa diferentes datos para, de esta forma, servir de base a numerosos sistemas de asistencia al conductor, como el control de velocidad de crucero con limitador de velocidad, el reconocimiento de señales de tráfico y el sistema de mantenimiento de carril. Este último sistema detecta si se abandona de forma no intencionada el carril por el que se circula, avisando al conductor mediante una señal visual y acústica.

La alerta de colisión frontal con detección de peatones y frenada automática de emergencia ayuda a evitar accidentes. El sistema no sólo emite una señal, sino que frena de forma autónoma si la distancia con el vehículo que nos precede se reduce de forma rápida y el conductor no reacciona. Este sistema funciona de forma automática entre los 5 y los 85 km/h. De 30 km/h a 5 km/h los parámetros de deceleración para reducir la velocidad del impacto son de (0,9 g). Entre 85 Km/h y 30 km/h el sistema frena hasta una velocidad máxima de 22 km/h. Tras ese umbral, el conductor ha de accionar los frenos para detener completamente el vehículo.

Además, el sistema de alerta de colisión frontal se combina con un sistema especial de aviso por somnolencia, regulable en tres niveles, el cual evalúa el nivel de fatiga a través del estilo de conducción y alerta al conductor si es necesario hacer una parada.

Con una carrocería de cinco puertas y 4,21 metros de largo (6 centímetros menos que un Mokka X), el nuevo SUV Opel Crossland X tendrá como rivales más característicos a los actuales Peugeot 2008, Renault Captur o Nissan Juke, contra los que ofrece como características funcionales distintivas más habitabilidad (gracias a sus 6 centímetros más de carrocería) y capacidad de maletero, con 520 litros totales, que representan 150 litros más (como mínimo), respecto a sus competidores. Además, los pasajeros de la parte trasera tienen la posibilidad de ajustar su asiento longitudinalmente 15 centímetros, con lo que se aumenta el espacio para las piernas o la capacidad del maletero.

El diseño de la carrocería queda subrayado en la parte frontal por una prominente parrilla y las características luces diurnas led en forma de doble ala. Las líneas cromadas horizontales parten del logo de Opel colocado en el centro de la parrilla delantera y llegan hasta los faros led, dando la percepción de mayor anchura. Los revestimientos como el protector plateado en la parte delantera y a lo largo de todos los bajos del vehículo destacan el aspecto deportivo. Al igual que en el pequeño Opel Adam, el techo flotante del Crossland X también incorpora el contorno cromado de las ventanillas que desciende hacia la parte trasera.

Comparado con el Opel Mokka X, en el cual se ofrece la opción de tracción a las cuatro ruedas para excursiones ocasionales por caminos, el nuevo Crossland X dispondrá únicamente de tracción delantera ya que está destinado para uso intensivo en áreas urbanas, pero adecuado también para afrontar un viaje largo de vacaciones. El nuevo Crossland X es 16 centímetros más corto que un Astra mientras que al mismo tiempo es 10 cms más alto. Los ocupantes pueden por tanto disfrutar de una posición elevada de los asientos, lo que da como resultado una excelente visibilidad.

Además, el nuevo vehículo ofrecerá innovaciones para una conducción del día más cómoda y fácil. Los faros con tecnología led, la pantalla de proyección de información Head-up Display y la cámara panorámica de visión trasera de 180º, junto con el asistente de aparcamiento, la alerta de colisión frontal con detección de peatones y frenado de emergencia automático, el aviso al conductor por somnolencia, el sistema de mantenimiento de carril y la alerta de ángulo muerto de visión son algunos de los ejemplos. El Crossland X también dispone del sistema de conectividad Opel On Star que facilita un punto de acceso Wi-Fi para todos los dispositivos móviles, así como la compatibilidad de los sistemas multimedia IntelliLink, que permiten la proyección del smartphone que disponga de Apple CarPlay o Android Auto y que ofrecen pantallas táctiles de hasta 8 pulgadas. Los teléfonos compatibles incluso se pueden cargar de forma inalámbrica mediante la carga inductiva.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos