CLA Shooting Brake, el Mercedes más extravagante

CLA Shooting Brake, el Mercedes más extravagante

Los concesionarios ya admiten pedidos y las primeras unidades llegan en septiembre

Mercedes acaba de anunciar la próxima comercialización del CLA Shooting Brake, el práctico, deportivo y familiar modelo de la marca de la estrella. La gama se compone de tres versiones gasolina (180, 200 y 250 4Matic) y dos diésel (200 d y 220 d). El equipamiento Progressive es de serie y el más deportivo AMG Line se ofrece en opción. La gama arranca desde 32.550 euros y las primeras unidades se entregarán en septiembre.

Al CLA Shooting Brake se le podría considerar como el Mercedes más extravagante por sus peculiares formas. Una carrocería de cinco puertas con proporciones típicas de un cupé pero con gran espacio útil gracias al techo prolongado hasta la zaga y el portón trasero que es más habitual en un familiar. Shooting Brake es un término que los ingleses denominaban a un carruaje utilizado para la caza con un gran espacio para transportar las piezas cobradas.

El nuevo modelo que acentúa el diseño de la anterior versión con una forma más estilizada y elementos estilísticos como los resaltes longitudinales en el capó o la matrícula situada a un nivel más bajo en la zaga. Las dimensiones de la carrocería aumentan ligeramente, entre 30 y 53 milímetros tanto para longitud, anchura y batalla y solo se reduce dos mm en altura. El volumen del maletero admite diez litros más de capacidad y ahora alcanza un total de 505 litros.

En la carrocería, el contorno de las ventanillas sin marco hasta el montante B es idéntico al del CLA Cupé. A partir de aquí, la línea se prolonga a mayor altura, lo que facilita el acceso a las plazas traseras. La abertura de carga del maletero tiene 871 mm de anchura, más amplia que en el Shooting Brake anterior (635 mm).

El interior del habitáculo es idéntico al del CLA con carrocería cupé. Ambas variantes comparten un diseño vanguardista del tablero de instrumentos. El visualizador «widescreen» exento y sin visera se apoya sobre el cuerpo básico en forma de ala del tablero de instrumentos. Se integran asimismo en este concepto los tres difusores de ventilación, con un deportivo efecto de turbina, muy llamativos incluso cuando no están iluminados.

Mercedes-Benz User Experience, (MBUX), determina desde el año pasado la vivencia de los pasajeros de los nuevos modelos Mercedes. Una tecnología con gran capacidad de procesamiento de datos, pantallas brillantes, representación personalizable y navegación con realidad aumentada. Se suma un «software» capaz de aprender y un mando fónico que se activa diciendo 'Hey Mercedes' y responde a las órdenes de los ocupantes.

Por primera vez, el CLA puede circular de forma semiautónoma en algunas situaciones. El paquete de asistencia abarca funciones utilizadas en la Clase S, con un sistema mejorado de cámaras y radares y la utilización de los datos cartográficos y de navegación que le permite adaptar la velocidad antes de entrar en una curva, o al acercarse a un cruce o rotonda.

Los sistemas son el asistente activo de distancia, una función ampliada de reanudación automática de la marcha en autopista, asistente activo de dirección, la alerta para cambio de carril o la ayuda activa para aparcar. Los faros Multibeam posibilitan una adaptación rápida de la luz de marcha al estado del tráfico.

La gama de motores diésel y de gasolina son de cuatro cilindros, y en comparación con los de la generación anterior, proporcionan mayores prestaciones, mejor eficiencia y menores emisiones. Se combinan con un cambio manual o automático de doble embrague y la tracción es delantera o la integral 4Matic.

El motor diésel de dos litros de cilindrada se monta en el CLA 200 d y, como el de su hermano mayor el 220 d, cumple la exigente normativa Euro 6d, con un consumo medio oficial a partir de solo 4,2 l/100 km. En ambos casos, llevan un catalizador y un filtro de partículas con solución de amoniaco (el aditivo AdBlue) para reducir las emisiones de monóxido de carbono y los hidrocarburos no consumidos.

En la gama de motores de gasolina, el más basico es para el CLA 180 con una potencia de 136 CV. Este motor incluye por primera vez, —en combinación con el cambio automático 7G— una desconexión selectiva de cilindros que disminuye el consumo en determinadas circunstancias. El propulsor de dos litros para la versión más potente del CLA (240 4Matic) rinde 224 CV, mientras que la versión intermedia desarrolla 163 CV y equipa al CLA 200.

La apariencia más atlética del CLA Shooting Brake junto a un bajo centro de gravedad bajo y el eje trasero multibrazo proporcionan un buen confort de marcha y el nivel sonoro se reduce por el mayor aislamiento acústico. Como opción se ofrece una amortiguación adaptativa regulable.