Megane R.S. Trophy-R, el coche más eficaz de Renault

Megane R.S. Trophy-R, el coche más eficaz de Renault

Es casi un turismo de competición pero homologado para circular en carretera

Lo dice la propia marca: el nuevo Megane R.S. Trophy-R es el coche de serie más eficaz jamás comercializado por Renault. De nuevo desarrollado por la división de competición, Renault Sport, continúa la saga de estas versiones con claro enfoque deportivo, aunque perfectamente utilizable en carretera. Y como ejemplo más claro, el récord logrado en el exigente circuito de Nürburgring para un tracción delantera de serie.

El coche se fabrica en la factoría de Palencia, con un equipo de 15 personas, capaz de implementar un proceso industrial a medida para montar piezas que no se pueden ensamblar en la línea de montaje. Se van a producir 500 ejemplares numerados y llegarán unas pocas unidades a nuestro mercado antes de fin de año.

El motor es un pequeño cuatro cilindros de 1.8 litros pero con una potencia de 300 CV y un par de 400 Nm. Va equipado con turbo y además cumple con la última normativa contra emisiones Euro 6dTemp. Solo disponible con cambio manual de seis velocidades por su ligereza comparada con la caja automática EDC, las prestaciones son brillantes con una velocidad máxima de 262 km/h, acelera de cero a cien en 5,4 segundos y el kilómetro con salida parada lo cubre en 24,5 segundos.

Esta última versión del Megane R.S., aparte de potencia, busca la eficacia por el aligeramiento de la carrocería, la mejora de la aerodinámica y unas uniones con el suelo más radicales que proporcionen una estabilidad óptima, sobre todo en la velocidad de paso por curva, más que en el rendimiento puro en las rectas.

El menor peso se traduce en la báscula con una rebaja de 130 kilos respecto a la versión anterior. Para competición se homologa con una cifra mínima de 1.306 kilos, que arroja una relación peso/potencia de 4,35 kg/CV. Se ha quitado la banqueta trasera y se adoptan elementos de poco peso como las llantas de carbono (opcionales), el escape Akrapovic o el capó de carbono.

El chasis del Megane R.S., con una geometría específica, equipa un diferencial Torsen con deslizamiento limitado. En el tren delantero la caída negativa se aumenta 1° para una mayor superficie de contacto del neumático en curva. Los neumáticos son Bridgestone y los amortiguadores llevan la firma de Öhlins, regulables, con muelles más rígidos; los frenos montan nuevas pinzas Brembo de cuatro pistones.

Con una aerodinámica más eficaz, con carenados bajo la carrocería específicos, un difusor de carbono y tomas de aire y para frenos, en el interior equipa dos asientos monocasco Sabelt de material compuesto tapizados en Alcántara y destacan además por la sujeción lateral.