Audi A1 Sportback, prémium en cuatro metros

Audi A1 Sportback, prémium en cuatro metros

La segunda generación del modelo más ciudadano de la marca llega después del verano

En 2010, Audi lanzó el A1 como primer escalón de la gama. Ahora, llega la segunda generación con el apellido Sportback cuyo diseño es más dinámico, la carrocería crece en tamaño e incorpora numerosos sistemas de «infotainment» y de asistencia a la conducción. Se empieza a vender después del verano.

La carrocería del nuevo A1 Sportback, con 56 milímetros adicionales, supera por poco los cuatro metros de longitud. La anchura se mantiene en 1,74 metros y la altura es de 1,41 metros. Las anchas vías y los cortos voladizos le confieren un aspecto más deportivo. Delante, la ancha parrilla va situada muy baja y las entradas de aire laterales dominan el característico frontal. Por debajo del borde del capó hay tres rendijas planas, como recuerdo al Audi Sport quattro de 1984, el icono de rallyes de la marca.

De perfil, el pilar C trasero de la carrocería es muy inclinado y en combinación con las líneas de diseño laterales de la carrocería que se desplazan hacia atrás formando una cuña. Los pasos de rueda realzan la silueta y la baja línea de cintura transmiten un mayor asentamiento a la carretera. El techo se ofrece ahora en dos colores oscuros.

Con el equipamiento S line, el carácter deportivo se acentúa con las entradas de aire más grandes, taloneras laterales, la hendidura alargada bajo el capó y el apéndice aerodinámico trasero de techo de mayor tamaño. La versión más potente se distingue también por una llamativa doble salida de escape.

El diseño de los faros principales se inspira en el mundo de la náutica. La segmentación de iluminación secuencial se aplica además en los grupos ópticos traseros para reforzar el reconocimiento instantáneo de los gráficos del A1. La gráfica de los pilotos posterior, separados por el portón, es una característica destacable.

Disponible en el lanzamiento, el equipamiento Epic edition se reconoce por las llantas de 18 pulgadas en bronce, blanco o negro, según el tono de los detalles exteriores. Los faros y grupos ópticos traseros se han oscurecidos y los aros Audi en la parrilla y el logo del modelo en la zaga van en negro.

La marca permite una mayor flexibilidad de elección y es posible combinar diferentes terminaciones exteriores e interiores. Hay tres niveles de equipamiento (básico, Advanced y S line) y los elementos de diseño exterior ofrecen varias configuraciones. El paquete de estilo gris oscuro/negro incluye los embellecedores adicionales en gris oscuro/negro en el exterior.

En el interior, y desde la versión básica, dispone de una gran pantalla para la instrumentación digital de 10,25 pulgadas, con todos los mandos y el display del MMI touch opcional orientados al conductor. El Audi virtual cockpit opcional facilita información completa, desde las indicaciones para la navegación con mapas dinámicos y contenido de «infotainment», así como gráficos de algunos de los sistemas de asistencia a la conducción.

El interfaz para teléfonos móviles asegura conectividad para smartphones iOS y Android, con dos interfaces USB (USB-A y USB-C con mayor corriente de carga). Otra opción, el Audi phone box, asegura una mejor calidad de recepción con tecnología LTE y recarga el móvil por inducción según el estándar Qi.

Sistemas de asistencia

Los sistemas de asistencia a la conducción proceden de sus hermanos mayores. Es el caso del asistente de salida de carril, el limitador de velocidad, el Audi pre sense front (que reconoce situaciones críticas que impliquen a otros vehículos), asistente de velocidad adaptativo; en situaciones de tráfico congestionado, la función de parada y arranque actúa junto con el cambio S tronic para una completa detención, y bajo ciertas condiciones, reinicia de nuevo la marcha automáticamente.

Por primera vez, incorpora la cámara de marcha atrás, además del Audi parking system plus, que ayuda en las maniobras de aparcamiento en paralelo y en batería. Con la nueva versión, el A1 Sportback puede asistir en determinadas situaciones el aparcamiento de frente en espacios perpendiculares y maniobra varias veces si es necesario.

La gama de motores de gasolina abarca potencias entre 95 y 200 CV, todos con turbo y filtro de partículas. El cambio es manual o automático S tronic de tipo doble embrague de siete marchas, excepto en el modelo tope de la gama, asociado de serie a una transmisión S tronic de seis velocidades. El coche puede equipar el sistema de conducción dinámica Audi drive select como opción; un dispositivo con cuatro modos de conducción: auto, dynamic, efficiency e individual.

Hay paquetes dinámicos que combinan opciones de equipamiento para una terminación más deportiva. Es el caso del Performance, con pinzas de freno acabadas en rojo y frenos de disco más grandes, además de la amortiguación regulable. Para las ruedas, la oferta empieza en 15 pulgadas hasta las más grandes de 18 pulgadas.

Para los aficionados a la música, es opcional el sintonizador de audio digital del equipo de sonido Audi sound system y del Bang & Olufsen Premium Sound System, con 11 altavoces y 560 vatios; el sonido 3D utiliza el parabrisas como superficie reflectante.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos