Clubman, el Mini más elegante y funcional

Clubman, el Mini más elegante y funcional

El modelo Clubman está enfocado a un usuario un poco más maduro en comparación con el resto de la gama, especialmente en términos de versatilidad, habitabilidad y equipamiento

MANU CORTÉS

El nuevo Clubman llega al segmento de coches compactos premium con la original imagen individualista de los modelos de la saga Mini, expresada por la concepción de un coche de seis puertas -cuatro convencionales para el acceso de los pasajeros y otras dos traseras mucho más pequeñas, que conforman el portón de acceso al maletero-, con un enfoque familiar de uso diario y, al mismo tiempo, deportivo y divertido de conducir.

En esta primera fase de lanzamiento, estarán disponibles cuatro versiones de motorización, tres de gasolina y un turbodiésel. El Clubman One gasolina, con motor de tres cilindros y una potencia de 102 caballos, es el modelo de entrada en la gama, con un precio de 23.800 euros.

El Clubman Cooper (26.200 euros), de tres cilindros y 1,5 litros de cilindrada con turbo alimentación Twin Power (sobrecarga de turbo, inyección directa, sistema de regulación variable de las válvulas y control variable del árbol de levas), desarrolla una potencia de 136 caballos; la versión Clubman Cooper S (29.900 euros) monta un propulsor gasolina de cuatro cilindros Twin Power Turbo de 2 litros de cilindrada, y rinde 192 caballos de potencia. Por último, el turbodiésel Clubman Cooper D (28.400 euros) incorpora un motor de cuatro cilindros, con tecnología de inyección directa y turbo de geometría variable, con 2 litros de cubicaje y una potencia de 150 caballos.

Cooper / Cooper D

ficha técnica mini clubman

Combustible: Gasolina / Gasóleo

Motor: 3 cilindros / 4 cilindros

Cilindrada: 1.499 cm3 / 1.995 cm3

Potencia: 136 caballos / 150 caballos

0 a 100 km/h.: 9,1 seg. / 8,5 seg.

Velocidad: 205 km/h. / 212 km/h.

Consumo: 5,1 litros / 4,1 litros

Largo: 4,25 m.

Ancho: 1,80 m.

Alto: 1,44 m.

Maletero: 360 litros

Precio (euros): Desde 26.200 / 28.400

El diseño exterior destaca por un expresivo frontal marcado por los faros redondos y la parrilla hexagonal, incorporando nuevos elementos aerodinámicos como entradas de aire laterales. La nueva silueta es ahora un poco más alargada -lo que mejora la aerodinámica-, con cuatro puertas laterales y una larga línea del techo y zaga vertical con los característicos emblemas del modelo Clubman y los pilotos integrados en horizontal. Además, se ofrecen nuevos colores exteriores plata y borgoña metalizados con techo y carcasas de los retrovisores exteriores en blanco, negro o plata, contrastando con el resto de la carrocería.

El Clubman ofrece las dimensiones exteriores e interiores mayores de toda la gama Mini: 4,25 metros de largo y 1,8 metros de ancho, lo que supone 27 cm más de largo y nueve centímetros más de ancho comparado con el modelo cinco puertas clásico, lo que le permite ofrecer un mayor confort y habitabilidad a los cinco pasajeros que puede albergar en su interior. El volumen del maletero es ahora de 360 litros, ampliable hasta 1.250 litros con los asientos traseros abatidos. El respaldo de dichos asientos es abatible en relación de 40:20:20.

El nuevo Clubman estrena asimismo un nuevo concepto de diseño interior, con un salpicadero más ancho, con revestimiento en forma de elipse a su alrededor. El velocímetro y el cuentarrevoluciones están situados sobre la columna de la dirección, complementados con un panel de control central en forma circular, con un anillo led interactivo. La consola central alberga el freno de estacionamiento eléctrico, diversos vanos portaobjetos, dos portavasos, el sistema Mini Controller y apoyabrazos.

La oferta mecánica, comienza con una transmisión delantera con caja de cambios manual de seis marchas de serie y, opcionalmente, dos cajas de cambio automáticas: la conocida secuencial Steptronic de seis marchas y, por primera vez en un Mini, también de ocho marchas (esta última, únicamente para versiones con motorizaciones de cuatro cilindros).

Las motorizaciones disponen del sistema de ahorro de combustible Auto Start Stop que apaga y enciende automáticamente el propulsor en semáforos y retenciones, además de una opción de modo de conducción denominada Green aún más eficaz para reducir el gasto de combustible y las emisiones de CO2.

A pesar de su carácter más tranquilo respecto a sus deportivos hermanos de gama, el Clubman sigue ofreciendo un alto nivel de confort en la conducción, sin renunciar a la típica sensación de estar a los mandos de un kart, gracias a la sofisticada tecnología de su chasis, con un eje delantero de articulación única y un eje trasero multibrazo, diseñado específicamente para este modelo, a su gran ancho de vía y la reducción de peso respecto al anterior modelo.

La dirección asistida electromecánica Servotronic, el sistema de control dinámico de estabilidad (DSC), el control dinámico de tracción (DTC) y el bloqueo electrónico del diferencial (EDLC), son elementos de serie en el nuevo Clubman; en el caso del modelo Cooper S, adicionalmente dispone del dispositivo Performance Control, que ofrece un reglaje específico más firme de la amortiguación y suspensión; el chasis más deportivo y el sistema de control dinámico de la suspensión (DDC) están disponibles opcionalmente.

Tres modos de conducción

El Clubman también ofrece la posibilidad de adaptar los reglajes del coche en cada momento, gracias a los tres modos de conducción definidos como Mid, Sport y Green que mediante el accionamiento de un botón giratorio que se encuentra en la base de la palanca de cambios, cambia los parámetros del coche en cuanto a aceleración, actúa sobre la dirección (más suave o más enérgica, con mayor o menor radio de giro), así como en la velocidad de los cambios de marchas con la caja de cambios automática Steptronic y en el sistema de control dinámico de la suspensión DDC.

Si se activa el modo Green, entra en funcionamiento el modo de propulsión por inercia, desacoplando el conjunto propulsor para reducir al máximo el consumo. En el modo Mid, el comportamiento es bastante neutral y confortable, mientras que el Sport optimiza los reglajes de dirección, suspensión y motor, para una conducción más radical.

De serie, el nuevo Clubman de Mini dispone como equipamiento de seguridad de airbags frontales y laterales, airbags laterales tipo cortina, cinturones automáticos de tres puntos de anclaje en todos los asientos, los delanteros con tensores y limitadores de fuerza de ajuste automático, además de anclajes ISOFIX para asientos de niños en los asientos posteriores y, opcionalmente, en el asiento del acompañante.

Equipamiento completo

El sistema de control de la presión de los neumáticos, el climatizador automático de doble zona, los faros con tecnología led, incluyendo luz de conducción diurna y faros antiniebla, el sistema de radio con pantalla de 6,5 pulgadas, el sensor de lluvia con activación automática de las luces, el volante deportivo de cuero de tres brazos (con multifunción y control de crucero en el caso del Mini Cooper S Clubman), las llantas de aleación ligera de 16 pulgadas o el ordenador de a bordo, son solo algunos de los más destacados elementos que pueden configurar un equipamiento, bien en opción o de serie, a la altura de las grandes berlinas de lujo.

Entre los sofisticados elementos de seguridad y de asistencia al conductor disponibles para este nuevo compacto familiar deportivo premium, hay que destacar el asistente de aparcamiento con cámara para marcha atrás, el control de crucero activo, con aviso de colisión, el sistema de identificación de presencia de peatones confunción de frenada, asistente de luces de carretera y sistema de detección de señales de tráfico. Y por primera vez en un Mini: asientos ajustables eléctricamente y, el del conductor, con función de memoria.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos