Éxito de ventas del Ford Focus ST

Éxito de ventas del Ford Focus ST

Las matriculaciones en toda Europa se han duplicado desde la ampliación de la oferta de motores a gasolina y diésel

Las ventas del Ford Focus ST se han duplicado desde que la gama se ampliara con motores de gasolina y diésel a principios de 2015. En los diez primeros meses del año se han vendido 10.000 unidades en toda Europa.

La demanda se reparte ligeramente a favor del motor de gasolina. A pesar de ser un modelo con una clara tendencia deportiva y lo lógico sería una notoria aceptación por el gasolina, lo cierto es que el 46 % de compradores eligieron el Focus ST con el propulsor diésel de 185 CV y el 54 % se decantaron por la versión de gasolina de 250 CV. En España, el margen se estrecha un poco más, con un 49 % por diésel y el resto de gasolina.

Además de su gama de motores ampliada, la tecnología más reciente que incorpora el Focus ST ofrece una conducción más equilibrada y sensible con sistemas optimizados para el control del chasis. La suspensión y la dirección se han adaptado a las superiores prestaciones, al igual que la medida de los neumáticos. Los nuevos modelos de cinco puertas y familiar también ofrecen ayudas al conductor avanzadas y dispositivos de conectividad que incluyen el sistema SYNC 2.

La marca del óvalo equipará al Focus ST con una caja de cambios automática de doble embrague Powershift para el motor diésel, disponible a primeros de 2016. Con la nueva transmisión, esta versión representa el Ford con motor de gasóleo más rápido, con una aceleración de 0 a 100 km/h en 7,7 segundos. Comparado con el ST de cambio manual, le aventaja en cuatro décimas, y destaca por un consumo de combustible de 4,6 l/100km y unas emisiones de CO2 de 119 gramos por kilómetro.

Aparte de más rápido y cómodo, este cambio PowerShift permite a los usuarios cambiar de marchas manualmente utilizando las levas montadas detrás del volante o bien optar por una conducción en modo automático.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos