Ford C-MAX, la gran familia

Ford C-MAX, la gran familia

Los nuevos Ford C-MAX y Gran C-MAX son ahora más eficientes y tecnológicos

MANU CORTÉS

La nueva serie C-MAX de monovolúmenes compactos, consolida la oferta familiar de la marca del óvalo con una mayor eficiencia de combustible y emisiones, además de un nutrido equipamiento de tecnologías de ayuda a la conducción pioneras en su segmento de mercado. La nueva gama de Ford ofrece motorizaciones mejoradas, que incluyen el nuevo propulsor gasolina EcoBoost de 1.5 litros de cilindrada, revisados motores diésel TDCi y una variante ECOnetic que registra unas emisiones de apenas 99 g/km.

Fruto de la decidida apuesta familiar de Ford, y como muestra un botón, es el nuevo portón manos libres, que se acciona con el pie, cuando las manos están ocupadas con las bolsas de la compra, con bebés o equipaje, para que se pueda acceder al maletero con solo un movimiento del pie. Y además, el sistema Active Park Assist estaciona el coche en línea o en batería de forma autónoma y automática.

Otras tecnologías de ayuda a la conducción son el frenado automático Active City Stop (se activa a velocidades de hasta 50 km/h), que detiene el coche para evitar un accidente por alcance cuando el conductor no reacciona, para ayudar a reducir la gravedad de las colisiones a baja velocidad en entorno urbano o incluso evitarlas, y el sistema de iluminación frontal adaptativa que permite mejorar notablemente la visibilidad nocturna.

Los nuevos C-MAX (cinco plazas) y Gran C-MAX (siete plazas) están equipados por primera vez con el nuevo motor de gasolina EcoBoost 1.5 litros (disponibles en versión 150 CV y 182 CV) que ofrecen una mejor eficiencia de combustible con respecto al EcoBoost 1.6 litros al que reemplaza (logra emisiones de CO2 de 139 g/km frente a 144 g/km del 1.600), y un motor diésel TDCi ECOnetic 1.5 litros de 105 caballos de potencia. También se ha mejorado la conducción gracias a una puesta a punto de la suspensión y la dirección.

El nuevo motor diésel TDCi de 1.5 litros de Ford, disponible en versión de 95 CV y 120 CV logran unas reducidas emisiones de CO2 (y por tanto, también de consumos) de 105 g/km, lo que supone una mejora del 12 % con respecto al motor diésel 1.6 litros al que sustituye, con 5 CV más de potencia. Además, se siguen vendiendo en la gama los propulsores de 100 y 125 caballos del Ecoboost 1.0 litros.

El C-MAX ECOnetic, equipado con el motor diésel TDCi 1.5 litros de 105 CV, baja por primera vez de los 100 g/km en emisiones de CO2. La tecnología Auto-Start-Stop se incluye por primera vez de serie con los motores EcoBoost de gasolina y los motores diésel TDCi 2.0 litros, ayudando a reducir emisiones de CO2 en hasta un 17 % y aumentando la potencia en un 7 %.

La familia Ford C-MAX ofrece nuevas dinámicas de conducción, con suspensiones más firmes, que ayudan a obtener una experiencia de conducción más rápida e intuitiva y a reducir el balanceo de la carrocería. Los nuevos amortiguadores recalibrados, ayudan a mejorar la sensación de agilidad en la dirección manteniendo el confort en la conducción e incorporan un nuevo diseño que reduce los chirridos y repiqueteos de la carrocería.

El C-MAX y el Gran C-MAX están equipados con tecnologías avanzadas y equipamiento de Ford diseñados para ayudar a mitigar o evitar accidentes. El sistema anticolisiones Active City Stop precarga los frenos y, si el conductor no responde, reduce el par del motor y activa los frenos para disminuir el impacto de las colisiones. El sistema ha sido mejorado para funcionar a velocidades de hasta 50 km/h, frente a los 30 km/h de la versión anterior.

Ecoboost 1.0 / TDCI 1.5

ficha técnica FORD C-MAX

Combustible: Gasolina / Gasóleo

Potencia: 125 caballos / 120 caballos

0 a 100 km/h.: 11,4 seg. / 11,3 seg.

Velocidad: 187 km/h. / 184 km/h.

Consumo: 5,1 litros / 4,2 litros

Largo: 4,38 m.; 4,52 m. (Gran C-MAX)

Alto: 1,61 m; 1,64 m. (Gran C-MAX)

Ancho: 1,86 mts.

Capacidad maletero: Desde 471 litros

Precio (desde): 21.050 euros / 23.050 euros

Ford también presenta en el C-MAX el asistente precolisión. Este funciona de manera similar al Active City Stop pero con un rango de detección de vehículos mucho mayor, de entre 8 km/h y 180 km/h. Ayuda a los conductores a velocidades más altas, por ejemplo en autopistas, emitiendo avisos y accionando los frenos si es necesario.

El control de crucero adaptativo, también novedad en el C-MAX, permite a los conductores mantener una distancia determinada con el vehículo de enfrente, incluso cuando el vehículo viaja más despacio que la velocidad de crucero seleccionada. Además, el indicador de distancia establece la distancia que el conductor querría mantener con el vehículo que tienen por delante. Si se acerca, el sistema emite un aviso en tres fases (de gris a amarillo y de amarillo a rojo) en el panel de control.

El sistema Active Park Assist localiza plazas de aparcamiento del tamaño adecuadas y, con solo pulsar un botón, maniobra el vehículo en el sitio escogido mientras que el conductor controla el acelerador y el freno. El C-MAX y el Gran C-MAX añaden la nueva capacidad de aparcamiento perpendicular, que ayuda a los conductores a salir de plazas de estacionamiento en perpendicular.

Los sensores extra que llevan los nuevos C-MAX también permiten dos tecnologías adicionales que ayudan a los conductores a salir de plazas de aparcamiento: la alerta de tráfico cruzado avisa a los conductores que salen de una plaza de aparcamiento marcha atrás de los vehículos que pueden cruzar detrás de ellos. El sistema opera con un radar a una distancia de hasta 40 metros y emite tres señales de aviso distintas si detecta que un coche se acerca desde cualquier lado. Por su parte, el dispositivo de salida de aparcamiento Park-Out ayuda a los conductores a salir de una plaza de aparcamiento en paralelo; el conductor elige izquierda o de derecha y el sistema opera el volante mientras que el conductor acciona el acelerador y el freno.

Iluminación adaptativa

Las nuevas tecnologías en materia de iluminación disponibles en el C-MAX ayudan a los conductores a ver y ser vistos de manera más clara, ya sea de noche o en condiciones de visibilidad deficiente. El sistema de iluminación frontal adaptativa ajusta el ángulo del haz de luz a una de sus siete configuraciones según las condiciones del tráfico y la carretera. Por ejemplo, al girar una esquina a velocidades más reducidas, el sistema proyectará un haz hacia el arcén de la carretera para hacer más visibles a los ciclistas y peatones.

El sistema también ayuda a los conductores a girar esquinas a mayores velocidades dirigiendo la luz hacia la curva. Ambos modelos están disponibles con faros bixenón HID diseñados para optimizar la visión del conductor en carretera, mientras que los faros diurnos led aumentan la visibilidad del vehículo para otros usuarios en carretera.

Los nuevos C-MAX ofrecen también soluciones prácticas para ayudar a mantener a los ocupantes convenientemente asegurados, incluidos los nuevos puntos de anclaje i-Size, compatibles con la generación más reciente de asientos para niños ISOFIX y ofrecen una protección mejorada para la cabeza y el cuello durante impactos laterales y frontales. Una alerta en el panel de mandos indica cuando no se ha abrochado uno de los cinturones. Un espejo retrovisor con mayor ángulo ofrece una vista más amplia de la parte trasera del habitáculo.

El Grand C-MAX de siete plazas incorpora puertas deslizantes (una gran ventaja funcional, para desenvolverse en aparcamientos en batería muy justos) y un diseño de asientos que permite acceder al interior del vehículo con mayor facilidad.

Otras medidas funcionales son la nueva consola central de almacenaje que ofrece más espacio y cuenta con una reposabrazos deslizante integrado para el conductor, la consola ajustable que permite acomodar una variedad de botellas y vasos con capacidad para guardar simultáneamente una botella de agua de un litro y un vaso de 0,4 litros y una zona superior de almacenaje más profunda que mejora significativamente la capacidad en la parte superior del salpicadero para guardar objetos personales con dos puntos de conexión USB para integrar y cargar dispositivos portátiles.

El diseño interior del nuevo C-MAX es en conjunto más limpio e intuitivo, con menos controles y botones, mientras que el nuevo acabado en negro satinados y los detalles cromados contribuyen a un aspecto más moderno. Las funciones como el aire acondicionado son más fáciles de utilizar ahora, ya que cuentan con botones más sencillos de identificar y distinguir.

También se han reducido el ruido y las vibraciones mediante el uso de cristales laterales más gruesos y aislantes más absorbentes alrededor del portón trasero y los retrovisores. El aislante del motor ha sido recubierto con material amortiguador que reduce el ruido del motor y los modelos diésel están equipados con cierres acústicos extra para reducir aún más los ruidos.

Techo panorámico

La sensación de un interior espacioso se ve aumentada por un techo panorámico de cristal (opcional), que emplea cristal solar reflectante para mantener el habitáculo fresco y proteger a los ocupantes de los rayos ultravioletas, y una cortina con sistema de apertura y cierre eléctrico.

La nueva gama C-MAX está equipada con el sistema SYNC 2 de conectividad activado por voz que incorpora una pantalla táctil de color de alta resolución de 8 pulgadas y controles de voz avanzados para poder utilizar sin manos las funciones de audio, navegación, climatizador y el teléfono conectado. El sistema de navegación SYNC 2 cuenta con el apoyo del proveedor de servicios cartográficos HERE, e incluye una pantalla partida con cruces detallados, nombres de calle y cruces de autopistas en 3D. SYNC 2 permite a los conductores establecer destinos de navegación en un solo paso y pedirle al sistema que ponga a su artista favorito. Con solo pulsar el botón de control por voz y decir tengo hambre, se podrá acceder a un listado de restaurantes locales, de las que se puede obtener direcciones posteriormente.

Los C-MAX ofrecen por primera vez la tecnología MyKey de Ford, que permite a los propietarios programar una llave, usualmente para conductores más jóvenes, que limita la velocidad punta, reduce el volumen máximo del sistema de audio y puede desactivar el sistema de audio si el conductor y el copiloto no están utilizando el cinturón de seguridad. El sistema también puede impedir que el conductor desactive tecnologías de seguridad como el control de tracción.

 

Fotos

Vídeos