Citroën E-Mehari, el coche de Formentera

Citroën E-Mehari, el coche de Formentera

La isla, pionera en movilidad sostenible, pone en marcha un plan innovador para la incorporación progresiva de vehículos eléctricos

La isla de Formentera acaba de implementar un programa innovador para la incorporación progresiva de vehículos eléctricos, con el objetivo final de lograr una movilidad totalmente sostenible. El nuevo Citroën E-Mehari, heredero del mítico Mehari, es el abanderado de esta iniciativa.

Este vehículo 100 % eléctrico se incorpora a la flota del Consell Insular de Formentera como vehículo institucional y de promoción turística lo que significa el embajador de la isla. Un modelo ideal para recorrer la isla, divertido, descapotable de cuatro plazas y con una autonomía de 200 kilómetros.

El acuerdo con Citroën prevé la cesión de las primeras unidades del E Mehari. Los vehículos se destinarán a las áreas de Movilidad y Turismo del Consell Insular para promoción turística e institucional y servicios de protección medioambiental. Además, los coches serán utilizados como automóvil oficial, para el traslado de autoridades y personalidades ilustres que visiten Formentera.

La isla dispone ya de 12 puntos de recarga, con capacidad para 32 vehículos eléctricos, una cifra que, dada la media nacional de 15,78 puntos de recarga por millón de habitantes, correspondería más a una gran ciudad del tamaño de Valencia. La más pequeña de las islas habitadas de Baleares es también la única que no tiene aeropuerto, por lo que su único punto de acceso es el puerto de La Savina, al que llegan los barcos desde la vecina Ibiza y, en verano, desde Denia.

El Citroën E-Mehari comparte con el modelo antepasado ese carácter de descapotable de cuatro plazas pensado para el ocio. Con la capota de tela, negra o roja anaranjada, las amplias ventanas de plástico o la gama de colores vivos (azul, naranja, amarillo y beige), son elementos que se inspiran directamente en el primer Mehari.

El nuevo modelo, con una velocidad punta de 110 km/h, posibilita aventurarse sin problemas por los caminos de tierra. Gracias a una carrocería más alta y con protectores negros en los pasos de las ruedas y bajo la carrocería el vehículo invita a escapar del asfalto en busca de la cala más recóndita o de paisajes reservados a los más atrevidos.

Con una carrocería de plástico termoformado, el E-Mehari es inmune a los pequeños golpes, al salitre y a la corrosión. El habitáculo también refleja ese espíritu despreocupado y con una tapicería impermeable es posible lavar los asientos y todo el habitáculo con una manguera.

En cuanto a las baterías, no se alteran por los cambios de temperatura. Permiten una recarga completa del vehículo en ocho horas con una toma de 16 A en las instalaciones que lo permiten o en 13 horas en los enchufes domésticos de 10 A de intensidad.

Cabe destacar que el original Mehari circula aún por Formentera. Hay 147 unidades matriculadas, un hecho destacable en un vehículo que dejó de comercializarse hace casi 30 años.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos