BMW 225xe, la tendencia que viene

BMW 225xe, la tendencia que viene

BMW lanzará en marzo el nuevo 225xe “híbrido” eléctrico-gasolina con la innovadora tecnología eDrive

MANU CORTÉS

Las exigencias que plantearán las futuras leyes anticontaminación que determinarán internacionalmente los límites admisibles de emisiones de CO2 van a cambiar el modo de circular en coche, especialmente en las grandes aglomeraciones urbanas, en las que solamente a los automóviles eléctricos e híbridos les estará permitido acceder. Adelantándose a la restrictiva e inminente reglamentación que a medio plazo se impondrá sí o sí, la marca germana BMW logra afianzar su papel precursor en materia de electrificación del conjunto propulsor en los segmentos automovilísticos premium, aplicando la innovadora tecnología eDrive al nuevo modelo compacto BMW 225xe.

El sistema BMW eDrive para automóviles híbridos enchufables, contribuye considerablemente a la disminución del consumo y a la reducción de las emisiones. El precio del 225xe parte desde casi 40.000 euros, pero si se aplican las ayudas del Plan Movea a la compra de vehículos híbridos (subvención de 3.700 euros) se queda en algo menos de 36.000 euros. Estos precios son comprables a los de las variantes de modelos con motores convencionales de potencia similar; el nuevo 225xe cuesta prácticamente lo mismo que sus hermanos de gama gasolina 225xi y turbodiésel 220dx.

El nuevo BMW 225xe ofrece una excelente combinación entre bajos consumos, confort, placer de conducir y sistema de tracción total, a las que se suman también la versatilidad y la espaciosidad del habitáculo. La batería de ion litio está montada debajo de la banqueta posterior, donde ocupa menos sitio. La gran distancia entre ejes de 2,67 metros y la línea del techo algo más elevada, redundan en este modelo en un mejor aprovechamiento del habitáculo.

En comparación con los BMW con carrocería de berlina clásica, el conductor y su acompañante disfrutan de asientos mucho más elevados. Por lo tanto, su visibilidad panorámica es mucho mejor y, además, se accede más fácilmente al interior del coche. El gran portón del maletero, muy ancho y con un amplio ángulo de apertura, permite acceder muy cómodamente al compartimento de carga. De esta manera, se puede aprovechar sin limitación alguna los 400 litros de volumen del maletero.

Gracias a la combinación entre la tecnología eléctrica eDrive y el motor de gasolina de tres cilindros de 1,5 litros de cilindrada equipado con dos turbos, es posible conducir únicamente en eléctrico, pero, a la vez, se disfruta de un automóvil con una autonomía que no implica restricción alguna al realizar viajes largos.

Como un tracción total

La autonomía de hasta 41 kilómetros con el motor eléctrico, permite conducir sin generar emisiones en el tráfico urbano. Además, con el motor eléctrico actuando sobre el eje trasero y la fuerza que aplica el motor de gasolina en las ruedas delanteras, se obtiene un sistema de tracción total electrificado, que garantiza una excelente capacidad de tracción sobre todo tipo de firmes y en las condiciones de adherencia más adversas.

También se consigue que el comportamiento del coche sea muy dinámico, por la respuesta inmediata del motor eléctrico y el elevado par que entrega desde el mismo momento en que se pone en movimiento. La potencia total del sistema híbrido eléctrico enchufable del 225xe es de 224 caballos, mientras que el consumo combinado medio de combustible es de apenas 2,1 litros de gasolina y las emisiones de CO2 son de solamente 49 g/km.

BMW 225xe

ficha técnica

Motor: Híbrido gasolina-eléctrico

Cilindros: 3 cilindros

Cilindrada: 1.499 cm3

Potencia: 224 caballos

Tracción: A las cuatro ruedas

Cambio: Automático 6 velocidades.

Velocidad: 202 km/h.

0 a 100: 6,7 segundos

Consumo: Desde 2,1 litros

Largo: 4,34 m.

Ancho: 1,80 m.

Alto: 1,55 m.

Maletero: 400 litros

Carrocería: 5 puertas, 5 asientos

Precio: 39.500 euros

Los componentes más importantes de la tecnología híbrida del BMW 225xe son el motor eléctrico controlado electrónicamente, la batería de ion litio de alto voltaje, así como el sistema de gestión inteligente de la energía disponible, con el que se optimiza el funcionamiento combinado del propulsor eléctrico y el de gasolina.

Para el ajuste, la definición y la regulación de diversos componentes específicos, entre ellos las células de las baterías, la gestión del sistema de refrigeración, la electrónica y la estrategia de funcionamiento, se han aprovechado los conocimientos acumulados durante el desarrollo del modelo superdeportivo BMW i8.

Sobre la base de generar un impulso eléctrico (eBoost) adicional, que comparten todos los modelos híbridos enchufables de BMW, la combinación de los dos sistemas de propulsión redunda en una entrega superior de potencia, lo que significa que la respuesta a las solicitaciones del acelerador es aún más contundente. La estrategia de funcionamiento del 225xe prevé que el coche se ponga en movimiento primero únicamente con el motor eléctrico.

A bajas y medianas velocidades, funciona preferentemente con el motor eléctrico, aprovechando así las ventajas de la conducción eléctrica exenta de emisiones. Al acelerar con mayor fuerza o al conducir a velocidades más altas, se agrega el funcionamiento del motor de combustión de gasolina. La función de impulso adicional eBoost tiene como consecuencia un comportamiento dinámico y prestaciones superiores, gracias a la combinación del par motor de ambos propulsores. De esta manera se reduce el consumo de combustible al conducir, por ejemplo, por carreteras o autopistas.

Además, basta con pulsar una tecla para activar el modo max eDRIVE, para que el 225xe funcione únicamente con el motor eléctrico a velocidades de hasta 125 km/h. En este modo de conducción, el motor de combustión únicamente se suma al funcionamiento cuando el conductor pisa a fondo el acelerador. Las baterías del nuevo híbrido BMW 225xe pueden cargarse de manera sencilla y rápida, conectando el cable estándar de carga a una toma de corriente doméstica.

El nuevo BMW 225xe, dispone de serie de sistemas de control de estabilidad y ayuda a la conducción como el control dinámico de la tracción DTC, la asistencia de frenado en curvas CBC, el control dinámico de los frenos DBC, función de secado de discos y pastillas, compensación de agotamiento de pastillas de freno y el asistente para arrancar cuesta arriba. El equipamiento de seguridad de serie incluye airbags frontales y laterales para el conductor y su acompañante, airbags para las cabezas adelante y atrás, cinturones delanteros con tensores y limitadores de fuerza y automáticos de tres puntos de anclaje en todos los asientos.

El asistente en retenciones de tráfico y el control de velocidad de crucero con función Stop and Go recurre a una cámara para ofrecer imágenes en dos dimensiones para asistir al conductor al acelerar y frenar (guiado longitudinal), pero también al dirigir el coche (guiado transversal como función del asistente de guiado en retenciones de tráfico), lo que significa que no es necesario que el conductor ejecute tareas molestas y monótonas si circula en largas filas de automóviles en autopistas o en el tráfico en ciudad.

 

Fotos

Vídeos