Un testigo apunta que la agresión en el Húmedo de León fue en respuesta a tres navajazos que le asestó a un menor

Imágenes de las heridas del menor sufridas por los tres navajazos. / leonoticias

El testigo, que ya prestó declaración ante la Policía Nacional, niega que la agresión fuese por grupos neonazis y advierte que el joven previamente atacó a una joven por la que salió en defensa el menor

Leonoticias
LEONOTICIASLeón

Es la otra versión de la brutal agresión de la madrugada del domingo en el Barrio Húmedo de Leóny cuyas imágenes se han hecho virales a través de las redes sociales. Imágenes que si bien, son sólo los diez últimos seguidos de un enfrentamiento que se prolongó durante varios minutos.

Noticias relacoinadas

Al menos así lo ha asegurado un testigo de los hechos que ya ha prestado declaración ante la Policía Nacional y con el que se ha puesto en contacto este medio. Según su versión, el enfrentamiento arrancó a las afueras de un local situado en la plaza Riaño del Barrio Húmedo.

En ese momento, el joven que aparece ensangrentando y tirado en el suelo recibiendo una brutal paliza agredió a una joven que estaba acompañado de un menor de edad, de nacionalidad extranjero y sin papeles.

Al verlo, el menor sale en defensa de la joven y protagonizando una discusión con el agresor, que termina propinándole tres navajazos en el hombro, en la barriga y en la cadera. Ante esta agresión, amigos y conocidos del menor de edad salieron en su defensa para intentar reducir al atacante, que en el forcejeo hirió a más personas con el arma blanca.

Un enfrentamiento que se extendió hacia el corazón del Barrio Húmedo hasta llegar a la Calle Conde Rebolledo donde finalmente pudieron arrebatarle el cuchillo, ensañándose con él, como así se reflejan las imágenes que se han hecho públicas.

Un ataque sin justificación, según reconoce el testigo, que si bien responde al ataque previo. Es más, el testigo asegura que los agresores no se tratan de grupos organizados o defensores de ideologías neonazis y tampoco que fuese un ataque homófobo, por el grito de «maricón de mierda» que profirió la joven que inicialmente había sido agredida.

Precisamente el testigo ha facilitado un vídeo del menor de edad que sufrió los tres navajazos grabado horas después de la agresión, que hasta la fecha no ha denunciado ante el temor de ser expulsado.

Un testimonio que ya ha sido aportado a la Policía Nacional, que mantiene abierta la investigación para intentar esclarecer los hechos ocurridos en la madrugada del domingo en el casco histórico de la capital.

Temas

León