La Policía toma declaración de los testigos de la brutal agresión de León, que no estaría orientada a un ataque homófobo

Vídeo de extrema dureza: Imágenes difundidas de la agresión.

La investigación trabaja en la identificación de los agresores aunque por el momento no se ha producido ninguna detención y no confirma si los agresores defenderían la ideología neonazi | El subdelegado del Gobierno lanza un mensaje de tranquilidad: «León es una ciudad segura y lo seguirá siendo»

A.C.
A.C.León

La Policía Nacional de León avanza en la investigación de la brutal agresión de un joven de 23 años en la madrugada del domingo en el Barrio Húmedo.

En la actualidad, los investigadores se centran en la visualización de las imágenes grabadas por los acompañantes de los agresores que se difundieron por las redes sociales así como en los vídeos de las cámaras de videovigilancia instaladas en el casco histórico de la capital leonesa.

Asimismo, los investigadores han iniciado la toma de declaraciones a diferentes testigos que presenciaron la agresión así como del joven que ya está en casa después de que recibiría en la jornada de este martes el Hospital, donde llegaba herido de gravedad.

Según fuentes de la Subdelegación del Gobierno todas las líneas de investigación están abierta, si bien, todo apunta a que la agresión no estaría orientada a un ataque homófobo, según se ha extraído de los insultos -«maricón de mierda»- que se escuchan en las grabaciones.

Noticia relacionada

De esta forma, tampoco se ha podido concretar si los agresores defienden la ideología neonazi y si ésta motivación estaría detrás de la brutal paliza que recibió el joven. En cualquier caso, según señaló a este diario el subdelegado del Gobierno, Faustino Sánchez, no se descarta ninguna posibilidad.

«Partiendo de que el caso se encuentra en plena investigación y de se contemplan las posibilidades, la Policía Nacional entiende que no se trata de un ataque homófobo», señaló Sánchez, que remarcó que los investigadores siguen trabajando en la identificación de los agresores, ya que hasta la fecha no se han llevado a cabo ninguna detención.

«Se están investigando tanto a los testigos como las diferentes pruebas periciales de las que dispone la Policía Nacional».

Mensaje de tranquilidad

En cualquier caso y dada la amplia difusión que han tenido las imágenes de extrema dureza de la agresión, Sánchez ha querido trasladar un mensaje de tranquilidad a la sociedad leonesa a la par que ha advertido de que se trata de un suceso «puntual».

«Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado han demostrado que siempre están en alerta. León es una ciudad tranquila y segura y así seguirá siendo. El suceso se está investigando para intentar aclarar los hechos y, posteriormente, se llevará a cabo las detenciones oportunas y se trasladará la documentación a la autoridad judicial competente», concluyó Sánchez.