Controlado el incendio provocado que afecta al Valle de Fornela

Imagen de la zona del incendio a primera hora de este martes./Brif Tabuyo
Imagen de la zona del incendio a primera hora de este martes. / Brif Tabuyo

La alerta por el incendio tuvo lugar desde el municipio de Peranzanes, en el Valle de Fornela | Los vecinos vieron cómo las llamas no sólo se acercaban a esa zona sino que amenazaban el barrio de Prado

LEONOTICIAS / ICALPonferrada

Horas después de que la Junta de Castilla y León determinara el fin de la alerta por incendios El Bierzo ha vuelto a convertirse en el escenario de las llamas.

La alerta por el incendio tuvo lugar desde el municipio de Peranzanes, en el Valle de Fornela, donde después de más de 12 horas se ha dado por controlado, según apuntó el alcalde, Vicente Díaz, tras quemar «entre 250 y 300 hectáreas».

«Gracias al despliegue de cinco helicópteros, cinco brigadas terrestres, dos autobombas y varios pick-up el incendio está ya controlado y prácticamente apagado», aseguró Díaz, que explicó que el terreno calcinado era principalmente de piorno, urz y matas de roble.

Así lo señaló también la Junta de Castilla y León que espera darlo por extinguido mañana, una vez puedan vuelvan los medios aéreos. Y es que gracias al trabajo realizado por técnicos y agentes medioambientales ha sido posible estabilizar el fuego.

Allí los vecinos vieron cómo las llamas no sólo se acercaban a esa zona sino que amenazaban el barrio de Prado, en la pedanía de Chano, e incluso podían poner en peligro el castro prerromano que se encuentra en este punto.

Los vecinos han confirmado que las llamas prendieron junto a la carretera, muy próximo al barrio de Chano.

El alcalde, Vicente Díaz, consideró que tanto la hora como el lugar en los que se inició el fuego apuntan a un origen «totalmente intencionado» y calculó que la superficie afectada podría superar las 200 hectáreas de piorno, urz y matas de roble.

Provocado y en una hora clave

Al respecto, las primeras llamas surgieron en el entorno de la carretera que une el núcleo del municipio con el barrio de Prado, sobre el punto de las 21.30 horas. «El que lo hizo sabía a que hora tenía que hacerlo», lamentó Díaz, que recordó que este punto es un sitio estratégico». El trabajo de las brigadas terrestres durante toda la noche evitó que el fuego finalmente se acercase a las viviendas o al área patrimonial del castro de Chano, gracias al «enorme despliegue» desplazado hasta el lugar.

Según apuntaron fuentes del dispositivo de extinción, el fenómeno de inversión térmica que se produce por las altas temperaturas del terreno en contraste con las frías temperaturas nocturnas y de la mañana está dificultando las labores de los medios áereos, aunque Díaz confió que el fuego pueda quedar controlado a lo largo de la mañana.

Cuando las llamas comenzaron a ser visibles con la noche ya en la zona por lo que los servicios de extinción tuvieron que comenzar a trabajar en una situación altamente complicada.

Mientras, brigadistas de la Junta de Castilla y León han regresado esta mañana a la zona con el fin de avanzar en las labores de extinción.

Tras las primeras horas de fuego y según el alcalde de la localidad el objetivo ahora es «salvar el bosque» .

Durante toda la noche los equipos de extinción estuvieron asistidos por los operarios y el personal del Ayuntamiento, que aportó su conocimiento del terreno. «Estuvimos allí para ayudar a las brigadas en todo lo que podíamos», explicó Díaz, que cargó contra los «terroristas medioambientales» que sospecha que habrían iniciado el fuego. «No se puede consentir bajo ningún concepto», sentenció.

'Nivel 1' pero sin riesgo a personas
Imagen del fuego durante la noche.

El fuego declarado en el término municipal de Peranzanes (León) permanece en nivel 1 después de llevar más de doce horas activo y en su extinción trabajan medios aéreos y terrestres tanto de la Junta y del Ministerio, Agricultura, Pesca y Alimentación, según han informado a Europa Press fuentes de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente.

El fuego, que se declaró en torno a las 20.30 horas de este lunes, 1 de octubre, no supone peligro para la población, está controlado el flanco derecho y los trabajos se centran en el izquierdo, según las mismas fuentes, que han señalado que aún no hay datos de superficie afectada porque se encuentra en perimetración.

En el incendio, cuyas causas se investigan, trabajan un técnico, dos autobombas, tres agentes medioambientales, dos bulldozer, cinco cuadrillas de tierra, dos helicópteros, dos brigadas de refuerzo y el puesto de mando avanzado de la Junta.

Por su parte, el Ministerio ha explicado que ha enviado un helicóptero bombardero con capacidad para 4.500 litros con helibalde, una brigada con dos vehículos de transporte y extinción y 17 operarios, además de un avión de coordinación y observación para la toma de imágenes visibles y temperatura de calor.

Fuentes ministeriales han informado a Europa Press que se trata de un fuego que no entraña riesgos para las personas e infraestructuras pero es una zona de difícil acceso, de alta montaña, que se prevé pueda tardarse en extinguir.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos