El niño desaparecido 30 horas en Picos permanecerá ingresado en observación hasta el jueves

Imagen de Abdu difundida tras su desaparición. /
Imagen de Abdu difundida tras su desaparición.

El menor de 13 años está siendo sometido a varias pruebas para descartar cualquier secuela después de que se enfrentarse a temperaturas por debajo de los cero grados y no consumiera líquido ni alimento durante 30 horas

A.C.
A.C.León

Abdu, el niño de 13 años que permaneció desaparecido en la vertiente leonesa de Picos de Europa durante 30 horas, permanece en el área de observación del Hospital de León.

Allí era trasladado en ambulancia tras ser rescatado en helicóptero por efectivos del Greim en una zona de especial peligrosidad a una hora a pie del refugio del Collado Jermoso.

Noticias relacionadas

El menor, que tuvo que soportar temperaturas por debajo de los cero grados con apenas un chandal y que no ingirió ni alimentos ni líquidos durante las 30 horas que permanecería desaparecido, fue localizado en perfecto estado.

Sin embargo y tras una primera observación en el consultorio de Posada de Valdeón fue trasladado al Hospital de León donde se le están practicando una serie de pruebas para certificar que Abdu no sufre ninguna secuela.

De esta forma, el joven gijonés permanecerá en observación, al menos, hasta este jueves, cuando está previsto que le den el alta hospitalaria, según han confirmado fuentes del Hospital de León.

Junto a él se encuentran sus familiares, su padre y su hermano mellizo, Ibra, con los que ascendió al refugio del Collado Hermoso, y también de su madre, la que se trasladó hasta el valle de Valdeón tras darse la voz de alarma de su desaparición.

Un día después de su localización y posterior rescate, los vecinos de Valdeón y los montañeros que conocen el entorno aún aplauden que Abdu lograra salvar la vida dada la peligrosidad que entrañaba la zona en la que se encontraba.

Concretamente, el joven fue localizada en una zona situada entre el Collado Solano y las minas del Rabico, una de las rutas de ascenso al Jermoso desde Cordillanes. Una zona que los expertos advierten que ya de por si «es malo incluso conociendo el terreno».