Más de 200 funcionarios de Villahierro en huelga cortan el acceso al centro penitenciario de León

Funcionarios de prisiones, este miércoles, a las puertas de Villahierro formando una barricada./
Funcionarios de prisiones, este miércoles, a las puertas de Villahierro formando una barricada.

Los funcionarios se han concentrado a primera hora en la entrada a la prisión de Leon impidiendo el paso de vehículos con una barricada en llamas | Reclaman mejoras salariales y de las condiciones laborales

LEONOTICIASLeón

Funcionarios de la prisión de Villahierro, en la localidad leonesa de Mansilla de las Mulas, han cortado este miércoles el acceso al centro penitenciario en su primera jornada de huelga.

Hasta 250 trabajadores de este centro penitenciario, según fuentes sindicales, se han sumado en esta jornada a las movilizaciones protagonizando una concentración que ha impedido el paso de vehículos al aparcamiento de Villahierro.

Una barricada en llamas ha servido para limitar el acceso y para hacer visible una huelga que pretende servir de reclamación de mejoras salariales y laborales.

Los sindicatos CSIF, CCOO, UGT, Acaip y CIGA habían convocado para este miércoles una huelga general en prisiones para reclamar al Ministerio del Interior mejoras laborales, en una jornada en la que denunciarán el «engaño» del Gobierno por haber retirado su oferta de subida salarial poco después de prometerla.

Según estas organizaciones, el secretario general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Luis Ortiz, les ofreció una partida de 123 millones de euros para el periodo 2019-2021 destinada a una subida salarial que supondría para cada funcionario 123 euros brutos más mensuales.

Una oferta que presentó a las organizaciones sindicales un martes y que fue retirada el viernes, lo que para los convocantes de la huelga es un «engaño», «una falta de respeto» y una «maniobra errática» del Gobierno.

Fuentes de Instituciones Penitenciarias han recordado que se presentó a las centrales sindicales un estudio técnico y no una oferta y que en él se proponía trabajar en la reforma de la clasificación de los trabajadores en función del centro en el que trabajen, algo que no se había modificado desde 2005.

Se trataba de reducir de 9 a 3 las categorías, lo que redundaría en una mayor equiparación salarial, según las mismas fuentes.

Las fuentes se han remitido al acuerdo de la Mesa de la Función Pública, donde todos los sindicatos -Acaip no está representado- firmaron una sabida salarial para el trienio 2018-2020, de un 1,75 %, de 2,25 % y de 2 % para cada uno de los años como incremento fijo, más los porcentajes variables que también fueron acordados.

Un acuerdo del que no puede moverse la administración, han precisado las fuentes consultadas, que han cifrado en 2.165 euros brutos mensuales (1.650 netos) el salario de un funcionario del cuerpo de ayudantes recién incorporado a un centro tipo, mientras que el sueldo de un trabajador del cuerpo técnico es de entre 2.000 y 2.050 euros netos.

En materia de personal, han resaltado las más de 900 plazas convocadas el pasado 31 de julio, que se suman a las 700 que se cubrieron en 2017.

Otras de las mejoras conseguidas es el cómputo del tiempo en prácticas en el acceso a la segunda actividad de los funcionarios y que no se descuente la productividad en los casos de enfermedades graves.

 

Fotos

Vídeos